Ordenan a los diferentes Ministerios incluir programas que garanticen la inclusión y la generación de empleo para las colombianas, en especial, mujeres rurales y madres cabeza de familia, dado que han sufrido el mayor impacto por cuenta de la pandemia del COVID-19.

Redacción
El Gobierno Nacional emitió la directiva presidencial número 11 con el propósito de implementar una estrategia para dinamizar la generación de empleo para las mujeres en el país. Se busca contrarrestar el aumento del desempleo y de la pobreza en las mujeres, con medidas mucho más efectivas de política pública, sobre todo, con recursos.
“Teniendo en cuenta el impacto económico sobredimensionado del nuevo coronavirus covid-19 sobre las mujeres, es necesario que implementemos una estrategia para dinamizar la generación de empleo en cada uno de los cuatro componentes de la estrategia ‘Compromiso por Colombia’, procurando fortalecer y privilegiar el empleo de las mujeres y su empoderamiento económico”, dice el documento.
En ese contexto, fueron entregadas instrucciones sobre cuatro puntos fundamentales: Compromiso con la generación de empleo, compromiso con crecimiento limpio y sostenible, compromiso con los más pobres y vulnerables de la sociedad y compromiso con el campo y la Paz con Legalidad.
El primer punto establece que el Ministerio del Trabajo deberá crear un programa de incentivos que estimule la contratación de las mujeres en los diferentes sectores de la economía y el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo deberá incluirlas en un programa que permita el acompañamiento hacia la formalización y financiación para promover el emprendimiento de mujeres.
Así mismo, el Ministerio de Vivienda deberá proveer la participación de las mujeres en su sector, al igual que el Ministerio de Cultura, el Ministerio de Minas, el Ministerio de Medio Ambiente, el Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones.
En lo correspondiente, al Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural se debe diseñar y ejecutar un programa para promover la formalización, el emprendimiento y la generación de ingresos de mujeres rurales.
La directiva señala que las mujeres se han visto especialmente afectadas en términos de pérdida de empleos y acceso a oportunidades económicas, durante la pandemia, en parte, por su mayor compromiso en el cuidado de la familia y el acompañamiento a los hijos en la educación virtual. Tanto así que, las últimas cifras del DANE indican que la tasa de desempleo de las mujeres se encuentra en un 26,2%, por encima de la tasa nacional.
Otra de las apuestas es promover la participación de las mujeres en las industrias culturales y creativas; en proyectos estratégicos de energías renovables y de transmisión, así como en el sector de hidrocarburos y de minería.


Fecha: