En el marco de las 20 acciones de los primeros 100 días, la administración municipal de Neiva inicia una campaña verde por las instituciones educativas

“En unos 70 años probablemente subirá 2 grados centígrados el clima del planeta y Neiva estará más caliente. Este cambio climático nos obliga a realizar acciones. La importancia de sembrar un árbol hacemos un impacto positivo porque captan CO2 y genera ambientes frescos”, fue el mensaje del alcalde de Neiva, Rodrigo Lara Sánchez, durante la inauguración de la campaña ‘Adopta un árbol’ en la institución educativa Liceo Santa Librada.
Durante la jornada que hace parte de las 20 acciones de los 100 primeros días de la administración municipal de la capital huilense, el acalde de la ciudad también manifestó que este debe ser un compromiso de todos los neivanos. Sembrar y cuidar un árbol es una actitud ecológica necesaria para la ciudad de Neiva.
“Hoy nos une campaña de la cual todos debemos ser dueños y es el compromiso ambiental. Estamos viviendo el fenómeno del Niño y más adelante viene la Niña. Hay escasez de agua. Necesitamos sembrar árboles en colegios y parques. Pero hay que cuidarlos para que crezcan. Cuando terminen grado 11 estos niños de primero que hoy van a sembrar arbolitos, verán en su adolescencia a arboles de 11 años que harán parte de los buenos recuerdos. Serán bachilleres con orgullo, felicidad y satisfacción ambiental”, expresó el alcalde Neiva, Rodrigo Lara Sánchez.
El evento que fue dirigido principalmente a menores de primero, y a sus madrinas, de sexto grado de bachiller, también estuvo acompañado de padres de familia quienes firmaron mediante acta de compromiso, la adopción de 17 árboles. La meta final será la siembre y cuidado de 35 árboles en el Liceo Santa Librada.
La rectora de la Institución Educativa Liceo Santa Librada, Gloria González Perdomo, manifestó su felicidad porque esta campaña se haya iniciado en su institución educativa. “Hacer de Neiva una de las ciudades más hermosas y arborizadas. Admiramos del alcalde Lara Sánchez, este compromiso ambiental y su capacidad de compartir con los menores de primer grado que adoptan con sus padres de familia su propio árbol. Nuestro colegio está afectado por árboles viejos. Sus raíces están haciendo daños en pisos, aulas y alcantarillado. Entonces necesitamos nuevos árboles para hacer reposición gradualmente. En cuatro años, luego de terminada su administración, estos árboles deben tener cuatro metros y seguirán haciendo esa gran sombra verde que adorna tanto a nuestra institución”, dijo González Perdomo.


Fecha: