La inflación no cede y en junio llegó a 9,67% en el país, según las cifras que oficializó el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane). Entre tanto, en Neiva esta cifra se ubicó en 9.86 por ciento en lo corrido del año 2022.

Entre junio de 2021 y junio de 2022, las categorías que han tenido un peso más fuerte en el alza de precios han sido los alimentos y bebidas no alcohólicas, con una inflación de 23,65%, y una contribución de casi cuatro puntos porcentuales (pps) a la inflación: 3,98 pps, y arrendamientos y servicios públicos, con un peso de 1,92 pps en la variación total, los cuales han subido 5,88%. Estos son justamente las categorías que tienen un mayor peso en la canasta básica de los colombianos.

En cuanto a los incrementos, tras el alza en los alimentos también destacan los incrementos que se han dado en la categoría de restaurantes y hoteles (15,17%) y los productos de aseo para el hogar (13%); en contraste, la rama de prendas de vestir se ubica en -0,01% y la de información y comunicaciones tiene una inflación negativa de – 7,09%.

“La inflación anual se ubica en el mes de junio en 9,67%, más de 6 pps sobre la inflación anual que teníamos en junio de 2021, que era de 3,63%, dijo el director del Dane, Juan Daniel Oviedo.

JUNIO, POR ENCIMA DEL PROMEDIO

En cuanto al dato mensual, según Oviedo, esta es la cifra más alta que se registra para un mes de junio de los últimos 18 años, pues la variación en el Índice de Precios al Consumidor (IPC) que se registró durante el sexto mes del año fue de 0,51%. En la ciudad de Neiva este indicador estuvo en 0.54%. Hay que tener en cuenta que la inflación promedio para junio, según datos del DANE, era de 0,10 %, es decir: el resultado de junio de 2022 es 5,2 veces más alta que el promedio histórico.

Esta se vio impulsada especialmente por los sectores de alojamiento, agua, electricidad y gas; y el de alimentos y bebidas no alcohólicas, que contribuyeron en 0,17 y 0,12 puntos porcentuales (pps), respectivamente, a la variación total del indicador.

“Es la primera vez en los últimos doce meses que los arriendos y servicios públicos explican los mayores puntos de contribución, desbancando a los alimentos y bebidas no alcohólicas”, dijo Oviedo, quien aseguró que esto demuestra una moderación en la inflación de alimentos, pero también una inercia en los servicios públicos por sus procesos de indexación.

De acuerdo con el Dane, durante junio, las categorías con las variaciones más significativas en sus precios fueron la de restaurantes y hoteles, con un aumento de 1,06%; bienes y servicios para el hogar y la conservación, donde se encuentran los productos de aseo , que registró una variación de 0,96%, y transporte, con un alza de 0,75%.

En contraste, el día sin IVA motivó a la baja a dos sectores, el de prendas de vestir y calzado (- 2,64%) e información y comunicaciones (-0,24%), por la reducción en precios de los equipos de telefonía.

Así mismo, si se miran los datos entre enero y junio, en el primer semestre, el aumento en los precios de la canasta de los consumidores fue de 7,09%, y la inflación de alimentos en los primeros seis meses del año llegó a 15,76%, seguida por los bienes y servicios para el mantenimiento del hogar, con un alza de 11,09% en el semestre.

Análisis

Hay que tener en cuenta que, de cara a cierre de año, ahora los analistas esperan que la inflación en Colombia se acerque más al 8,5 %, en incluso se roce el 9 %.

El punto está en que el aumento de las tasas de interés en Estados Unidos, el riesgo de recesión en ese país y un conflicto que no cesa en territorio ucraniano ponen más presiones sobre el comportamiento de los precios de algunas materias primas para la producción de alimentos mundial.

Con información del Dane/Portafolio


Fecha: