Denuncian diferentes situaciones que afectarían el funcionamiento de la institución e impactarían de manera negativa el proceso de formación de más de 1.700 niños, niñas y adolescentes

redacción
«Nos desplazamos hasta las instalaciones de la institución educativa Rodrigo Lara Bonilla,y allí pudimos verificar que se han invertido más de 17 mil millones de pesos y hoy lo que tenemos es una infraestructura deteriorada, defectuosa, pero sobre todo insegura, para los niños niñas y adolescentes que reciben educación y alimentación». Así lo afirmó Elin marcela Narváez Firigua, Contralora Municipal de Neiva.
La declaración la hizo la funcionaria luego de atender las denuncias presentadas por veedores y comunidad, que realizan control social a los recursos invertidos en las diferentes obras. El Ente de control realizó la primera visita a la Institución Educativa Rodrigo Lara Bonilla, en compañía de la veeduría, observando diferentes situaciones que afectarían el funcionamiento de la institución e impactaría de manera negativa el proceso de formación de más de 1.700 niños, niñas y adolescentes.
«Los entornos seguros y saludables son responsabilidad del gobierno municipal, de la secretaría de educación, de los veedores, líderes y también de la contraloría municipal, por eso el 21 de mayo nos desplazamos hasta las instalaciones de la institución educativa Rodrigo Lara Bonilla, allí pudimos verificar que se han invertido más de 17 mil millones de pesos y hoy lo que tenemos es una infraestructura deteriorada, defectuosa, pero sobre todo insegura, para los niños niñas y adolescentes que reciben educación y alimentación. Pero también una preocupación muy importante de la comunidad, de los veedores que han presentado una serie de denuncias a raíz de estas denuncias en el área de participación ciudadana, hemos solicitado a la administración municipal que nos informe, que nos certifique que tipo de inversiones se han realizado por parte del municipio, si se han realizado contratos de mantenimiento, para mantener y solucionar los inconvenientes de la infraestructura, pero también a Findeter, para que nos informen en que va la parte de fase 2, fase 3 y fase 4 , porque hoy estas instalaciones están en una fase de deterioro que para la contraloría municipal y para Elin Marcela Narváez como madre de familia, imposible la habilitación y la alternancia en una institución que no brinda las condiciones, ni de seguridad», dijo la Contralora del Municipio de Neiva.


Fecha: