380 víctimas de Colombia (Huila) recibieron atención y orientación estatal. La Dirección Territorial de la Unidad para las Víctimas Caquetá-Huila y la Alcaldía de este municipio realizaron una jornada de atención a víctimas del conflicto armado residentes en dicho municipio.

La Unidad para las Víctimas presentó su oferta institucional a 380 personas sobrevivientes del conflicto armado en Colombia (Huila), un municipio que cuenta con 12.655 habitantes, de los cuales 3.062 son víctimas del conflicto armado. 2.877 de ellas, es decir el 84%, están registradas por desplazamiento forzado.
La Jornada contó con el apoyo del municipio de Colombia, en cabeza de su alcaldesa, Adelia Guzmán García, quien no agoto esfuerzos para la atención a esta población vulnerable
Desde su creación en 2011, la Unidad ha invertido 1.914 millones de pesos en el municipio de Colombia, representados en su mayoría en recursos para pago de ayudas humanitarias e indemnizaciones.
En atención y ayuda humanitaria, el municipio ha recibido 1.390 millones de pesos, mientras que se han pagado $412 millones en indemnizaciones.
En la jornada, las víctimas pudieron conocer el estado de su inclusión en el Registro Único de Víctimas (RUV) y orientación sobre cómo es la ruta de atención, asistencia y reparación integral; de qué se trata la atención humanitaria; cómo manejar novedades de registro como la inclusión de nuevos miembros del grupo familiar en el RUV, cómo solicitar cambio de jefe de hogar, y cómo actualizar su documento de identificación.
De igual forma, las víctimas pudieron agendar asesoría en el derecho a la reparación y en el trámite para la expedición de la libreta militar.
Así mismo, se socializó la estrategia “Ojo con el fraude” con la que se busca prevenir todo acto delictivo o de corrupción que pueda afectar a las víctimas en cualquier etapa de la ruta de reparación que deben seguir.
El municipio de Colombia participo del convenio 1499 de 2016, suscrito entre 35 municipios del departamento, la Unidad, la Gobernación del Huila y el SENA, mediante el cual se dio impulso a 12 proyectos productivos del municipio, cuyos beneficiarios eran víctimas y sus familias.