Por Daniela López Galíndez

En el mundo han sucedido diferentes eventos que han generado impacto en la historia, la han marcado. Ahora en pleno siglo XXI resulta una pandemia, una crisis sanitaria que transformó la vida de todos en sus diferentes ámbitos sociales. Lo anterior, trajo a muchas personas el desánimo y preocupación debido a que muchos se quedaron sin su empleo y no encontraban la manera de subsistir en su vida cotidiana. Según el portafolio económico de investigación publicado el 29 de enero de 2021, Colombia cerro el 2020 con una tasa de desempleo en 15, 9% siendo una de las tasas más altas dentro de los países latinoamericanos. El rompimiento de la rutina diaria, el desabastecimiento en la canasta familiar, la disminución de los ingresos y la vulneración frente a la prestación de servicios fueron algunos de los factores negativos que trajo el COVID- 19 a la sociedad, además, hizo que muchas personas replantearan la idea de buscar nuevas formas de vivir y de tener una nueva visión del futuro.

 Uno de los grupos en los que se vio una seria afectación fueron los jóvenes, quienes sentían la necesidad de salir de la rutina y empezar desde casa a ver las cosas con positivismo y buscar diferentes maneras de salir adelante. Por lo tanto, a partir de su ingenio se destaca la importancia de que ellos mismos en medio de una crisis sanitaria, hayan podido encontrar la manera de poder crear una actividad laboral, que les ayudó no solo a ocupar su tiempo en ideas productivas y a sobresalir con sus emprendimientos, sino también a generar sus propios ingresos. Con relación a lo anterior, en el municipio de San Agustín, sobresalieron jóvenes que decidieron enfrentar todo un reto para apostarle de manera esperanzadora a proyectos que serían para su beneficio y también de motivación de personas en general. Con respecto a lo anterior, podemos ver el caso de una joven pareja llamada Jonathan y Megan, quienes iniciaron un negocio de comida rápida promocionándola a través de plataformas virtuales e implementación de domicilios.

Hoy en día abrieron su punto físico para la atención de sus clientes: “al principio todo fue muy complejo, la ansiedad de no saber qué sucedería en un futuro era realmente desgastante. Sin embargo, nosotros intentamos no dejarnos llevar por la presión, sino más bien buscar nuevas alternativas que nos ayudaran a ocupar nuestra cabeza. De ahí surgió la idea de las comidas rápidas. Empezamos con Hot dogs y sándwich que era lo más sencillo», fueron las palabras de Megan. Cabe mencionar que, a pesar de la incertidumbre, estos dos jóvenes cada día seguían más motivados y con el valor de sacar su emprendimiento adelante, no solo en pandemia sino también que seguirían cuando se reabrieran las puertas al comercio físico. Como lo menciona Megan Muñoz, dueña del negocio llamado BLA BLA “la pandemia a pesar de que fue terrible, también nos dio la oportunidad de iniciar un proyecto que teníamos pensado desde hace mucho tiempo y gracias a Dios, a la gente le ha gustado nuestro servicio. Hoy en día tenemos el punto físico para que nuestros amigos y turistas vengan a comer y conocer el negocio”.

Asimismo, los integrantes de la plataforma juvenil del municipio de San Agustín han incentivado varias estrategias para que los jóvenes emprendedores puedan exhibir sus productos para el consumo de los habitantes. Además, de que estos proyectos puedan ser visibilizados. Según María Alejandra Cabezas, líder de la plataforma de juventudes, expresa que: “la idea es mostrar el apoyo y el acompañamiento a los jóvenes emprendedores, por eso cada 3 veces a la semana se hace el llamado para que los muchachos se ubiquen en la plaza cívica y ofrezcan sus artículos y de igual manera hacerles un reconocimiento por su creatividad en medio de la pandemia que no fue fácil para nadie». También destaca que: “cuando estábamos en confinamiento, se hacían publicaciones por las redes sociales de aquellos emprendimientos que los jóvenes querían mostrar, y así la gente podía interactuar y adquirir su trabajo”. En el municipio de San Agustín existen muchos jóvenes con mucha creatividad por lo cual, los habitantes consideran importante que se generen estrategias de visibilización en ese aspecto y que, además, reciban el apoyo junto con el respaldo de este gobierno local, con el fin de contribuir a la proyección de desarrollo de las nuevas generaciones juveniles aprovechando sus espacios libres en tareas productivas. Urgen de la alcaldía municipal para que se sientan respaldados y animados a ocupar su tiempo libre en actividades productivas. Ya que, hoy en día la sociedad ha ido cambiando y las nuevas formas de trabajar.

Desde mi experiencia personal como habitante del Municipio de san Agustín, antes del proceso de la pandemia no se creaban espacios de recreación hacia los jóvenes, al igual que una organización de estrategias para incentivar la agricultura y el comercio. Sin embargo, luego de la pandemia y la ejecución del nuevo mandato del actual alcalde Luis Fernando se empezó a despertar el interés dentro de las familias por generar sus propias proyecciones de comercio. No obstante, los habitantes del Municipio piden el respaldo por parte de este gobierno local para la continuación en el desarrollo económico de la Capital Arqueológica del Huila. Las cifras entregadas por el Instituto Colombiano de Antropología e Historia son claras: de 108.540 visitantes en 2018, el Parque Arqueológico del municipio de San Agustín pasó a registrar el año pasado 91.626 ingresos. Estas cifras han tenido un incremento durante los periodos del año 2021 y comienzos del 2022 tras la organización del pesebre más grande del mundo durante las épocas de noviembre y diciembre. Municipios como Pitalito, Isnos, Timaná y Garzón fueron los que mayor denotaron dentro de un gran número de visitantes sin contar a los extranjeros que constantemente suelen llegar a disfrutar de los destinos turísticos, la gastronomía y/o artesanías.

Por otro lado, Luisa Torres también decidió aprovechar su tiempo en pandemia creando su emprendimiento de acuerdo a su talento y es el Makeup: “ Empecé en pandemia, me gusta maquillarme y en ese entonces solo lo hacía con los productos que tenía en casa, hice un curso profesional y varios talleres lo cual me ayudó a perfeccionar mi trabajo, después de que sabía que lo hacía bien, inicie haciendo vídeos en internet entonces miré que a la gente le gustaba mi trabajo y más que todo las chicas decían que se querían aprender a maquillar como yo por lo cual, decidí abrir un curso online y fue lo mejor de la vida», expresó la joven empresaria.  También destacó que: “Para iniciar en un proyecto no es necesario tener tanto dinero, sino las ganas, talento y creatividad”. Según sus evaluaciones cualitativas y cuantitativas en las redes (Likes, reacciones, comentarios, post compartidas, número de seguidores), generaron impactos positivos en su emprendimiento ya que, fue un medio importante para darse a conocer e impulsar sus procesos como microempresaria.

Para finalizar se debe reconocer que la importancia de prestarles atención a estas acciones positivas hace que los demás jóvenes del municipio también tomen la iniciativa de proyectar su talento y hacerlo visible ante los demás para que así puedan tener un crecimiento personal y profesional. Por lo cual, como se mencionó anteriormente es necesaria la participación de los entes de Estado, para que puedan promover más espacios en cuánto a la creación de emprendimientos y oportunidades a los jóvenes del municipio de San Agustín. Esta serie de proyecciones no solo beneficiarían a cientos de jóvenes, sino que contribuiría al desarrollo del destino turístico y la inyección de ingresos económicos a nivel municipal al igual que, solvencia en la disminución en las tasas de desempleo en las generaciones juveniles. Se debe reconocer que aún en medio de una pandemia existió una lucha constante por salir adelante lo que generó que no se perdiera el entusiasmo ni las ganas de avanzar para la transformación social y personal.


Fecha: