La posibilidad de entrar o no en un cuarto pico de contagios de covid-19 en Colombia depende de los ciudadanos, de mantener los protocolos de bioseguridad y avanzar en la vacunación.

Así lo dijo el médico epidemiólogo Carlos Álvarez, quien también es el Coordinador Nacional de Estudios de la enfermedad ante la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Afirmó que, pese a que el país vive un momento que da esperanza con bajos niveles de contagios y de fallecimientos, sería un error acostumbrarse a las cifras y descuidarse. “Tener 32 personas que fallecen cada día es como si se tuviese un bus municipal en el que mueren todos sus ocupantes por covid”, declaró.

Agregó que la tendencia de aumento en la ocupación de camas UCI en varias zonas del país puede ocurrir por la presencia de la variante Delta, que es dos veces más contagiosa que la cepa original de la enfermedad. “Las condiciones climáticos y lluvias en buena parte del país también influyen, pero además se suma el relajamiento en las medidas de cuidado”, añadió.

El experto recalcó que la ocurrencia de ese anunciado cuarto pico en la ola de contagios puede ser modificada o frenada con la actitud de la ciudadanía.

“Creo que los picos de contagios no están escritos en piedra. Los podemos modificar como sociedad. Depende de nosotros que no nos contagiemos y lo que podemos hacer es mantener las medidas de autocuidado y vacunarnos. Entre más personas estén vacunadas y más medidas de autocuidado sigamos, podemos lograr que este cuarto pico esperado se prolongue o no tome una altura significativa como en los anteriores”, resaltó.

Acerca del tapabocas, el experto afirmó que su uso es fundamental para seguir enfrentando la pandemia y dejarlo de usar por ahora sería totalmente inconveniente.

“Está demostrado que el uso correcto del tapabocas disminuye el riesgo de contagio a otras personas y que yo pueda resultar contagiado. Estamos en un momento en que es supremamente importante mantener las medidas de autocuidado, como el uso correcto del tapabocas. No podemos caer en lo que llamamos técnicamente “la paradoja de la prevención”, es decir que cuando vemos que estamos ‘bien’, entonces queremos pasar rápidamente la página y volver a una normalidad, a hacer lo que hacíamos antes de esta pandemia. Allí se podría producir un aumento en contagios y profundizar el tema de contagios y decesos”, sostuvo.

Sobre vacunas, producción y niños

El epidemiólogo Carlos Álvarez formuló recomendaciones para lograr la efectividad del proceso de vacunación contra el covid-19

El médico Álvarez Moreno destacó el anuncio del  Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) de permitir un nuevo ensayo clínico en el país con la vacuna de la firma Innovio, porque es de tecnología ADN y permitirá a la humanidad tener más opciones y vacunas contra el covid-19.

En cuanto a una recuperación de la producción nacional de vacunas, el doctor Álvarez aplaudió el logro del memorando de entendimiento con dos laboratorios de la India, donde una comitiva del Gobierno, de la academia y de los empresarios, avanzó en el compromiso para poder producir biológicos en el país.

“Dividiría la respuesta en dos: Colombia cuenta hoy por hoy con una industria farmacéutica importante para la etapa final, es decir el empaquetado de vacunas que podría darse en el corto plazo. Lo segundo, la producción desde cero tomará más tiempo; podría ser 5, a 10 años o más. Y aquí lo importante no es cuánto tarda, sino comenzar ya. Entre más nos demoremos más tardará el tiempo para obtener la independencia sanitaria”, añadió.

Finalmente reveló que, a final de mes, el Invima y las autoridades de salud del país completarán el análisis de la información científica para la vacunación de niños entre los 3 y 11 años contra el covid-19.


Fecha: