Presidente del Concejo de Neiva presenta balance de primera semana al frente de la corporación Edilicia. Mateo Trujillo afirma “que los bandidos sienten con gran cinismo la imperiosa necesidad de referirse a Dios y de mostrarse como personas muy creyentes”.

Redacción Noticias Al Sur
“Debemos aspirar a que un día los políticos no sean agencias de empleos a los que se les rinde pleitesía y por cuyos favores personales se les vota, sino políticos con visión que con honestidad y competencia promueven la inversión, el turismo y el progreso de la ciudad”, afirma el presidente del Concejo de Neiva, Mateo Trujillo, al presentar un primer informe de sus labores al frente de la corporación edilicia.
Según el concejal, “de tal manera que hayan más oportunidades de empleo digno y de negocios. Es por el bien de todos que debemos ir cambiando esa mentalidad política a la que nos tienen acostumbrados”.
Para Mateo Trujillo, fueron unos días bastante agotadores y de mucho aprendizaje y que “como presidente del Concejo he tratado de promover un debate respetuoso, abierto y de altura entre los miembros de la Corporación y los asistentes al recinto. Los neivanos esperan discusiones profundas sobre las posibles soluciones a sus problemas diarios y no shows mediáticos o ataques personales entre los concejales, que desdicen de su función y dignidad”.
Reiteró que la elección de personero y contralor de Neiva capturó la mayor parte del trabajo durante estos días y “expresé repetidamente mi preocupación e intranquilidad por los dos procesos dados los múltiples cuestionamientos y señalamientos de presuntas irregularidades por parte de los medios de comunicación, veedurías y de algunos participantes”.
Explicó que por lo anterior, a pesar de que el resto de concejales asistentes votaron por el contralor electo -el único de los procesos en que se podía votar-, “mi voto fue en blanco, obteniendo 17 votos a favor y uno en blanco”.

Llamado
“Necesitamos que la gente que se ha preparado con disciplina y esfuerzo llegue a esos cargos de importancia, sin tener que recurrir a la ayuda de politiquines sin escrúpulos y sin decencia. Los mismos que han convertido el ejercicio político en una feria de palancas y cuotas burocráticas con la cual se mantienen en la arena política”, afirma Trujillo.

Denuncia
Agrega el Presidente del Concejo que “Por último, de algo curioso me di cuenta durante estos días. Me da la impresión de que los bandidos sienten con gran cinismo la imperiosa necesidad de referirse a Dios y de mostrarse como personas muy creyentes. No sé si es por congraciarse con un pueblo acostumbrado a la doble moral y al conformismo. Podría incluso pensarse que entre más hablen de Dios y de que son muy correctos, más torcidos son. Es tan sólo una hipótesis (que no funciona a la inversa)”.


Fecha: