La construcción de un buen retiro; el corazón y la mente financiera de sí mismas y la superación de brechas laborales y salariales que se incrementan en tiempos de Covid-19 e incertidumbre mundial, son los tres retos que enfrentan las mujeres colombianas.

De acuerdo con Ingryd Mora, los estudios técnicos demostraron que las mujeres tienen habilidades innatas administrativas superiores a las masculinas, quienes tienen mayor tendencia a la recompensa inmediata. En consecuencia, la constitución de un ahorro para la inversión y otro para el retiro, debe ser prioridad para cualquier mujer auto sostenible e independiente en sus decisiones laborales y personales.

Según el más reciente informe del Observatorio Laboral Covid 19 del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, la brecha laboral entre hombres y mujeres no registró cambios durante el presente año manteniendo un promedio de dos puntos porcentuales entre hombres y mujeres. “A septiembre de 2021, en promedio, la tasa de pérdida de empleo femenino era del 5%, mientras que la de los hombres era del 3%. Es por ello que reactivar y reconfigurar el empleo femenino es central para la recuperación económica,” como destaca la Visión 2025 del Grupo BID.

“La experiencia alrededor de nuestro programa de formación en finanzas personales nos permitió concluir que antes de la pandemia las mujeres tenían una carga laboral de horas de trabajo superior en un 37% a la de los hombres, asociada a las labores domésticas. Durante y después  del confinamiento se incrementaron estas tareas aumentando la brecha de trabajo no remunerado dentro del hogar. Sin embargo, cada mujer puede aportar desde su caso de éxito personal a la transformación colectiva que permita a la sociedad avanzar desde la base, hacia políticas públicas efectivas”, explicó.

Adicional, Mora resaltó: “Proyectamos este 2022 como el año del ahorro para las mujeres, pues hemos tenido un comportamiento de crecimiento en cuanto a la apertura de productos de ahorro por parte del género”

Retos financieros de las mujeres colombianas en tiempos de pandemia

Reto 1: Construcción de un buen retiro

Información revelada por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, DANE, explicó que la esperanza de vida se amplió siendo de 73,6 años para los hombres y 80 años para las mujeres.  De igual manera las edades de pensión actualmente son de 62 años para los hombres y 57 para las mujeres.

“Relacionando estas dos variables, esperanza de vida y edad de pensión, las mujeres tienen un reto más grande que el del género masculino, pues en menos tiempo deben ahorrar más para lograr obtener este beneficio y garantizar el bienestar y estabilidad en su vejez”, afirmó Mora.

Reto 2: El corazón y la mente financiera de las mujeres

Desde la paradoja del autocontrol existen dos tendencias de pensamiento. La primera es “ejecutor”, que está dado a actuar en el presente y percibir las recompensas inmediatas, sin medir consecuencia y la segunda “planificadora”, que es una forma de pensar enfocada en el futuro y en la ayuda a los demás. 

Siendo la segunda una forma más típica de pensamiento de las mujeres, lo que les permite proyectarse pensando en el bien común, guardar dinero para el futuro y en general administrar muy bien los recursos; a su vez, esa tendencia altruista hace que en muchos casos tengan menores niveles de ahorro e inversión que los hombres, pues la familia y seres queridos tienen la prioridad, en algunos casos por encima de su propio bienestar.

“Las personas son menos racionales de lo que realmente se cree, y es difícil decirle que no a un hijo, pareja o los padres cuando necesitan ayuda, característica que se incrementa cuando de la cultura Latina se trata, pues da mucho valor a los lazos familiares”, destacó Ingryd Mora.

Aun cuando las redes de familia y amigos representan un respaldo emocional en algunos casos son un costo en tiempo y en ocasiones sobre las reservas de dinero que se tienen. Los latinos, en general, presentan estas características culturales, pero en múltiples estudios se ha identificado que las mujeres se ven mucho más impactadas.

Reto 3: Brechas laborales y salariales que se incrementan en tiempos de Covid

Según el último informe presentado por el DANE, en Colombia sigue habiendo desigualdad en los ingresos que perciben hombres y mujeres, teniendo los mismos niveles educativos y ocupando el mismo cargo, donde las mujeres perciben ingresos de un 27% menos.

Estas brechas se acentuaron durante la pandemia. En Latinoamérica las mujeres se han visto mucho más afectadas económica y laboralmente, siendo Colombia el país que presenta el mayor impacto de la región, habiendo perdido el 25% de los puestos de trabajos de mujeres, según estadísticas del Observatorio de Covid-19 del Banco Interamericano de Desarrollo.

Estos resultados se debieron a que sectores como manufacturas, comercio y hotelería se vieron fuertemente afectados por la pandemia. Otro factor que impactó fue el reto de las mujeres en continuar sus actividades laborales desde casa y en paralelo llevar las riendas del hogar, liderar las labores típicas de la casa que se incrementaron por la permanencia de todo el grupo familiar en casa por el confinamiento.

Conociendo los retos que hoy enfrenta el género femenino en esta área, uno de sus objetivos dentro del programa de educación económica y financiera, seguir incrementando el porcentaje de mujeres que participan en el mismo y de todos los espacios que incrementen el bienestar económico de ellas.

La financiera comparte algunas estrategias que pueden ayudar a las mujeres a tener una mejor vida financiera:

  1. Póngase la máscara primero: al tomar un avión antes de despegar el auxiliar de vuelo da unas indicaciones, y claramente expresa “en caso de emergencia póngase su máscara de oxígeno y luego si ayude a otros”, en el contexto financiero significa construir su estabilidad financiera, su oxígeno y luego si, puede ayudar a los demás.
  2. Defina objetivos: Aprovechando la habilidad planificadora que caracteriza a las mujeres, construya objetivos claros a mediano y largo plazo, definiendo los pasos que le permitirán lograrlo.
  3. Soporte: Fortalezca su soporte emocional con las personas, actividades y contextos que la empoderen, la motiven y la mantengan enfocada en sus sueños y objetivos.
  4. Evolución: Explore profesiones o labores que se creían solo para hombres como las ingenierías, la tecnología, entre otras, pueden ser oportunidades de generar ingresos. ¡el mundo está y seguirá cambiado!
  5. Hábitos: El tiempo es el recurso más importante, crear el hábito del ahorro cuanto antes será el gran aliado para un buen retiro, para cumplir los sueños y en algún momento poder ayudar a otros manteniendo las finanzas en armonía.
  6. Relacionamientos: La naturaleza nos da una gran lección de equilibrio en el dar y recibir. Cuando se cuida una planta se le pone agua y buena tierra, crece y florece, de lo contrario no sucede. Las relaciones también deben mantener este equilibrio entre lo que se da a otros y lo que me doy a mí misma.


Fecha: