El cineasta, guionista, productor y director de televisión y teatro colombiano, Ciro Durán, falleció. El santandereano nacido en 1937, murió a sus 84 años de edad. Su extensa trayectoria dio inicio en la década de 1960. 

Trayectoria

Durán, aunque inició estudios de química y matemáticas, terminó estudiando en Caracas Cine y televisión. Su debut fue en Venezuela con un mediometraje que habló sobre la lucha campesina y que llevó por nombre La paga.

A raíz de trabajar en dicha producción fue convocado para trabajar en la coproducción colombo-venezolana Aquileo venganza (1968), filme que narra los años siguientes a la Guerra de los Mil días y la situación de los campos colombianos en ese momento.

Años después de producir algunos cortometrajes, llega a la pantalla el documental Gamín, producción que nos habla de la vida de los niños que viven en la calle en Colombia, y con la que obtuvo diversos e importantes reconocimientos como el Búho de oro en el 4° Festival de Cine del Instituto Colombiano de Cultura – Colcultura (Colombia), así como participar en la Quincena de los Realizadores en el Festival International du Film, Cannes (Francia) o la obtención del Premio Donostia para nuevos realizadores en el Festival de Cine en San Sebastián (España).

Posteriormente realizó dos documentales más, uno de ellos fue Niños de dos mundos, realizado para la Televisión Alemana en 1979 y el largometraje documental La guerra del centavo, una coproducción con la cadena de televisión Zweites Deutsches Fernsehen de Alemania en el año de 1985.

Posteriormente, Durán se dedicó a realizar largometrajes de ficción entre los que se cuentan Nieve tropical que continúa en la línea de lo social y que nos cuenta la historia de amor entre dos marginales que volcan sus vidas al engaño y el hampa. La coproducción que fue realizada con Estados Unidos fue lanzada en 1990 y nació de un artículo de prensa que el director encontró en la prensa.

La nave de los sueños llegaría en 1996 para contarnos la historia que coincide en dos cosas, en un barco y en el sueño americano de varios seres humanos. En esta producción seis hombres se encuentran con la idea de llegar a Nueva York y cambiar el rumbo de sus vidas, sin embargo, nada es como ellos lo planearon teniendo que enfrentarse a grandes dilemas morales.

Otra de las producciones de Durán fue el filme La toma de la embajada (2000), cinta que nos recrea los acontecimientos mezclados con imágenes de archivo de la Toma de la Embajada de la República Dominicana en Bogotá por parte del grupo guerrillero M-19, en la que tuvieron como rehenes a diplomáticos de alto rango y que nos presenta de manera realista el hecho histórico durante esos dos meses de cautiverio.

Además, fue miembro del jurado en los Festivales de Cine de Leipzig 1978, Moscú 1981 y Montreal 1984.

Perfil Nació en Convención¸ Norte de Santander en 1937. Estudió Teatro y Cine en Caracas. Ha dirigido cuatro documentales: Corralejas de Sincelejo en codirección con Mario Mitrotti (1975)¸ Gamín (1977)¸ Niños de dos mundos (Realizado para la Televisión Alemana¸ 1979) y La guerra del centavo (coproducción con la cadena de televisión ZDF de Alemania¸ 1985). Tiene cinco largometrajes entre los que se destacan Nieve tropical (coproducción con Estados Unidos¸ 1990)¸ La nave de los sueños (G3 del Cine¸ 1996) y La toma de la embajada (2000). Fue Miembro del Jurado en los Festivales de Cine de Leipzig 1978¸ Moscú 1981¸ Montreal 1984.

Historias La primera vez que fue al cine y quedó impresionado, fue con una película de vaqueros. Se traslada a Venezuela y hace parte del mundo cultural estudiando actuación, compra una cámara y con ella empieza a trabajar con actores, haciendo filmaciones y entrevistas, allí empieza a escribir un guion que luego sería la obra: «La paga» que trataba de los campesinos explotados en Colombia.

Tras sus estudios, indicó que uno de los grandes problemas del cine colombiano antes del 2004, cuando se creó la Ley del Cine, era la baja calidad del sonido y la fotografía. Como productor de «Bésame mucho» buscó la manera de no sufrir de lo mismo.

Trabajó en producción con varios europeos que le dieron las herramientas para hacer producciones en tiempo record. También hace comerciales de la mano de la compañía Neofilms, fue presidente de la asociación de cinematografistas de Colombia ACO, donde logró sacar adelanta la ley que permitía al pasar un cortometraje colombiano antes de la película extranjera, que el cortometraje colombiano tuviera una remuneración

«Bésame Mucho» hizo parte de un convenio entre cineastas de México, Venezuela y Colombia, que conformaban el Grupo de los 3 o G3. Amparo Grisales fue la protagonista.

Con información de El Heraldo/ProImágenes/Caracol Radio


Fecha: