Si en el internet de hoy, solo con pantallas en dos dimensiones, ya tenemos problemas de acoso, pedofilia, crimen y odio, es fácil imaginar el drama que será el metaverso, donde tendremos otro aspecto, no solo de ropa sino de edad, sexo o lo que se quiera, asegura el periodista Jordi Pérez Colomé.

Redacción
¿Qué es el metaverso? «Internet encarnada», según Mark Zuckerberg. Si ahora vivimos pegados a nuestras pantallas, el metaverso es un paso más: entrar en la pantalla. El modo más sencillo será pasar de usar «solo» el móvil o el ordenador a las gafas de realidad virtual y que ahí dentro podamos jugar, relacionarnos con otras personas reales, no con personajes. Zuckerberg puso el ejemplo de «bailar y hacer gimnasia».
Así lo afirma Jordi Pérez Colomé, periodista de Tecnología de El País y quien cita a Zuckerberg «Creo que [Facebook] hará la transición de ser vista como una empresa de redes sociales a ser una empresa del metaverso». Se centra en realidad virtual porque Facebook ha invertido miles de millones en Oculus, sus propias gafas. Pero los mundos que crean videojuegos como Fortnite o Roblox ya empiezan a ser metaversos. Aunque el metaverso sería todo en un solo lugar (hay de momento teorías para todo).
Explica Jordi Pérez que la palabra metaverso nació en una novela de ciencia ficción en los 90. Mi compañero Guillermo Vega lo contaba ayer en el periódico. (La Estrategia Nacional España 2050 ya menciona el metaverso, por cierto). Si suena a otro rollo de tecnólogos para sacar dinero a inversores, puede claramente serlo».
Anota que «Si en el internet de hoy, solo con pantallas en dos dimensiones, ya tenemos problemas de acoso, pedofilia, crimen y odio, es fácil imaginar el drama que será el metaverso, donde tendremos otro aspecto, no solo de ropa sino de edad, sexo o lo que se quiera. Hasta aquí las dudas. Para hinchar más la burbuja, Zuckerberg habló del metaverso como del umbral de la teletransportación (usó esa palabra siete veces en la entrevista): «Si quieres charlar con alguien o estás resolviendo un problema, esa persona puede teletransportarse y ver contigo todo el contexto que tú ves», dijo.
Así mismo, Jordi se refiere en que «La parte económica de todo esto es la más fácil de imaginar: si en el metaverso somos «otro», nuestro avatar deberá vestirse y poseer objetos. Ahora es cuando los criticados NFT adquieren valor: ¿quién quiere un cuadro de 100.000 euros en su casa física para que lo vean 50 personas cuando puede colgarlo en su casa virtual y que lo vean millones? No digo lo de la casa por casualidad. Este párrafo es de algo que ha ocurrido este año: «La artista Krista Kim ha construido la primera casa NFT. Hizo la llamada Mars House en su iPad y la vendió por medio millón de dólares. En junio, la Mars House albergó su primera boda».

Contexto
El País de España también anota que el llamado metaverso es un término creado en 1992 por Neal Stephenson en su novela Snow Crash y que ahora ha saltado a los medios después de una charla del fundador y CEO de Facebook, Mark Zuckerberg en el podcast de la publicación estadounidense The Verge. ¿Qué es un metaverso? Un universo creado en el ciberespacio al que se accede con realidad virtual (básicamente con unas gafas al estilo Oculus) y en el que, idealmente, se deberá poder viajar a través de diferentes experiencias de forma compartida con otros millones de usuarios: reuniones de trabajo, oficinas virtuales, conciertos, juegos, tiendas o plazas públicas donde encontrarse con sus amigos. “Imagine ponerse un casco de realidad virtual en el que se generan pantallas y en el que no se ve el mundo real, sino otro generado por ordenador”, explica en conversación telefónica César Córcoles, profesor de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). “Y a partir de aquí comienzan a pasar todo tipo de cosas”. Mark Zuckerberg tiene su propia definición. ”Creo que se trata de un entorno persistente y sincrónico en el que podemos estar juntos, que creo que probablemente se parecerá a una especie de híbrido entre las plataformas sociales que vemos hoy en día, pero en un entorno en el que te verás inmerso”.
Agrega el periódico que el sector tecnológico apenas empieza a esbozar lo que puede ser esta nueva realidad. Si es que llega a producirse. Matthew Ball, sin embargo, alberga pocas dudas al respecto. “El metaverso transformará casi todos los sectores, al igual que PayPal y Skype trastornaron las tarjetas de crédito y las compañías telefónicas en los años 90. También ayudará a transformar categorías que, hasta ahora, se han resistido a la disrupción, como la educación y la sanidad”. El concepto ha aparecido ya en documentos del propio Gobierno español, que en la Estrategia Nacional España 2050 cita que el “crecimiento del Metaverso” podría dar lugar a la creación de nuevos tipos de empleos, como “jardinero de Minecraft”.


Fecha: