El canal Señal Colombia estrena Malos Pasos, una coproducción de Colombia, Chile y Argentina que saltó de la web a la pantalla de televisión del canal público. Sus protagonistas: deportistas extremos de los tres países. Lunes a viernes en doble emisión a las 8:00 y 8:30 p.m. y los fines de semana a las 6:30 p.m.

Desafío y superación son dos palabras que bien definen a los protagonistas de Malos Pasos, la serie que este lunes se estrena en la pantalla del canal público y que retrata íntimamente a los deportistas extremos que protagonizan cada uno de los capítulos de esta coproducción de los tres países.
Cada uno de estos jóvenes comparte su historia, permitiéndole al televidente entender cómo superan sus propios retos y viven sus logros, derrotas y miedos, pero también conocer su estilo de vida en el contexto cultural latinoamericano.
Si algo queda claro en esta producción es que el deporte va más allá del marcador y que en realidad es una actividad que genera hábitos de vida sanos y valores fundamentales para el ser humano como disciplina, perseverancia, voluntad, sacrificio, rigor y compañerismo, entre muchos otros. Para conocer más de esta serie hablamos con el chileno Sebastián Arriagada, director de la serie:

¿Cuál es el espíritu de Malos Pasos?
La serie Malos Pasos tiene como espíritu mirar al deporte extremo como una expresión de identidad y creatividad, más allá del aspecto simplemente competitivo.

¿Cómo se llegó a la selección de estos 39 deportistas protagonistas de igual número de capítulos?
Los protagonistas de esta temporada fueron seleccionados tras una investigación en terreno, escuchando a los mismos deportistas y sus recomendaciones, conviviendo en diversos skateparks, lugares deportivos y competencias, tratando de tomar una pequeña muestra pluralista y heterogenea que da cuenta de la realidad deportiva en América Latina.

¿Cuáles son esos deportes extremos que se retratan en la serie?
Los deportes que abordamos son el Skate, Longboard, Wakeboard, BMX Racing, BMX Freestyle, FMX Motocross, Escalada entre otros. Deportes extremos en general, urbanos u outdoors.

Detrás de estos jóvenes hay historias relacionadas con su entorno, destáquenos tres de ellas que lo hayan impactado?
Son varias, puedo destacar la historia de sacrificio y perseverancia de Fran Molina, quien logro sacar adelante su pasión por el skate, a pesar de haber vivido en una familia quebrada económicamente y estar en un entorno socialmente vulnerable. Otra es la de Daniel Simbron quien pudo sacar adelante su carrera deportiva y salir de la pobreza, corriendo desde muy pequeño, nada ni nadie nunca lo pudo detener Y finalmente, una de las historias que más atesoro, la de Sirley Tabares, una chica muy joven con una personalidad llena de furia y ansias por alcanzar sus sueños. No le teme a nada.

No siempre son bien vistos los chicos que practican deportes extremos, sobre todo en escenarios urbanos, ¿cree que Malos Pasos cambiará esa percepción?
Nuestro mayor propósito es que los espectadores puedan entender de qué se trata esto de los deportes extremos, reconocer que son prácticas culturales, más cercanas a expresiones artísticas que al deporte competitivo. Tras cada deportista hay creatividad, pasión y ansias por llevar su cuerpo a los límites.

¿De dónde viene el nombre de la serie?
Es una expresión que se utiliza mucho en Chile para referirse a las personas que están en las esquinas, sin hacer nada, o con algún tipo de intención delictual. Nos tomamos de eso para tratar de cambiar esa asociación con los deportes extremos, es un llamado de atención.

Finalmente, cuéntenos por qué ese paso de la web a la pantalla de TV y que le llevó a producir inicialmente esta serie?
Nos dimos cuenta que este es un fenómeno latinoamericano transversal, que hay mucha gente ansiosa de estar en la pantalla, de contar su historia, personas que comparten nuestra mirada. Queremos expandir nuestras ideas sobre el tema y la televisión sigue siendo un medio importante para validar este tipo de discursos. Además creemos que la televisión debe adaptarse a las nuevas tecnologías y formatos, y por sobretodo aprender a convivir con la web sin tratar de competir contra ella.