Reportaje a la escena del rock en la ciudad.

Por Andrea Jara
ESspecial www.noticiasalsur.co

El sol se asoma en una tarde de sábado y con él, el Festival Neiva Rock. Un festival gratuito y al aire libre en el cual su escenario principal es la ciudad de Neiva.
Se realiza anualmente a partir del 2013, convirtiéndose cada año en un espacio en el que los jóvenes y adultos comparten experiencias en torno al encuentro, la convivencia y el respeto, fortaleciendo la escena del rock en la ciudad. Dejando atrás esa poca unificación que se presentaba y que de alguna manera mostraba un nivel bajo tierra, escondido en cuanto a los eventos alternativos, ya que antes no se evidenciaba una escena fuerte que representará al Rock como lo hace ahora el Festival.
Este evento, que en esta oportunidad se realizó el 26 de agosto en el Parque de la Música ‘Jorge Villamil Cordovez’, nació por parte de José Rojas con el apoyo de la Administración Municipal, la Gobernación del Huila, así como algunas empresas opitas.

¿Cómo surgió esta iniciativa?
Gracias a la necesidad de la ciudad y de José Luis Rojas por la invención de un espacio en el que se fortaleciera la participación juvenil e integración de los grupos alternativos a través de este género musical. “Me volví amante del Rock a las 14 años, en ese entonces el marco de representaciones en cuanto al género era reducido. Años después asistí a Rock al Parque lo que me llevó a pensar en la ausencia de escenarios rockeros en la ciudad, por lo que me planteaba, ¿Cuándo habrá un evento así en mi ciudad?”, cuenta José Rojas.
Debido a esto, José Luis en compañía de sus amigos se planearon el hacer un festival en el núcleo urbano. “Realicé un proyecto, yo estudio Derecho, así que me enfoqué mucho en los derechos sociales culturales y en los recursos que se le deben brindar a estos. Lo presenté al Concejo, pero desafortunadamente el proyecto fue archivado”, recuerda.
A raíz de ese rechazo, se generó un desánimo por parte de José Rojas. No obstante y por suerte tiempo después contó con el asesoramiento de la diputada Clara Vega para llevar a cabo el proyecto. Esto logró la contribución de diferentes alternativas de apoyo, entre estas el alcalde y el gobernador de ese entonces, quienes dieron total respaldo. Además de los patrocinadores que dieron paso a la financiación del festival, logrando así una alianza público-privada.
¿En qué contribuyó Clara Vega para este espacio alternativo? “Un día un joven amante del rock me presenta la oportunidad de colaborar en el proyecto, de abrirle un espacio, que además siendo sincera a mi me pareció un espacio difícil de lograr. Sin embargo, acepté y decidí brindarle mi apoyo total para la contribución de este, ya que la juventud tiene derecho a expresar sus gustos, el Huila no solamente es San Pedro, sino que hay otras culturas musicales y alternativas que tienen unos derechos”, afirma.
Del mismo modo, Clara resalta la inclusión que debe haber entre la población, teniendo en cuenta que estamos en un momento importante, como lo es el alcanzar una paz que compromete generar un cambio el cual nos permita vivir cordiales respetando las diferencias y los gustos de las personas.


ARKANOT
Por otro lado, en este proceso de reconocimiento del festival, no podemos dejar atrás las representaciones del mismo. En este caso tenemos a ARKANOT, la banda que ha logrado superar las expectativas tanto a nivel local como nacional, desde su participación en el Festival Neiva Rock y Rock al Parque en la ciudad de Bogotá.
Todo comenzó en el 2001, cuando Juan Guillermo Soto (Ex Guitarrista) conoce a Nicolás García (Batería) y deciden comenzar a ensayar en un proyecto aún sin nombre. Aunque la idea era crear una banda de Power Metal.
En ese entonces, Juan Carlos Rodríguez (Guitarra), venía trabajando desde el colegio en proyectos musicales con su amigo José Castañeda (Ex Teclados). Así que siendo amigos de Juan Guillermo, ingresan a la banda junto a Andrés Tovar (Ex Bajo) y Alejandro Pavón (Ex Vocal).
Tras el retiro de Alejandro y Andrés, en el 2002 ingresa Germán (Ex Vocal), Gregoriev (Ex Vilolin) y Jhon Tovar (Ex Bajo) amigo de Juan Guillermo, quien logra apoyar la banda en eventos referentes al Rock. Cabe resaltar que las presentaciones para ese entonces fueron todo un éxito. Por lo tanto algunos bares y lugares de integración de la ciudad de Neiva han hecho parte del crecimiento de la banda, entre estos están Liverpool, Friends, Llamarada, Staff, Chaplin, Estadio Urdaneta Arbeláez, y el Centro de Convenciones ‘José Eustasio Rivera’.
Con el paso de los años, la banda ha tenido una gran cantidad de integrantes, que de alguna manera han influido en la esencia de la misma. Aunque a mediados de 2008 y 2009, debido a estos retiros por parte de algunos integrantes importantes de la banda, tales como Juan Guillermo, la banda sufre un desnivel que termina afectando permanencia.
A pesar de esto, Juan Carlos decide no dar marcha atrás y une de nuevo el proyecto, ingresando a Héctor Echeverry en el Teclado, Rubén Jiménez en la Guitarra, Juan Camilo Tovar en la Batería y Cristian Silva en el grandioso bajo.
ARKANOT, sin lugar a dudas es una agrupación de Power Metal que ha surgido bajo influencias musicales de grandes agrupaciones como lo son: Stratovarius, Rhapsody, Dream Theater, Symphony X, Iron Maiden, Visión Divine, Rata Blanca y Kraken de Colombia, al igual que de música clásica de compositores como Bach, Vivaldi, Mozart, para así desarrollar un estilo particular que ha recibido gran aceptación en la escena metalera Neivana.
En las letras de Arkanot se encuentran vivencias de los integrantes e historias, que se convierten en letras tristes y melancólicas, aun hasta épicas, para así recrear un ambiente mágico y místico en donde todos hacemos parte de esa historia.

Evolución
Ante todo el festival ha logrado nuevas alternativas hacia los jóvenes, su evolución ha sido positiva al igual que la acogida de los participantes, pues las opiniones que tienen frente a ese espacio son gratificantes. Así lo manifestaron algunos asistentes.
“Es un espacio necesario para asegurar la inclusión y pluralidad. Deberes que cualquier gobierno tiene en aras de promover el respeto a la diversidad cultural”, afirma Leonardo Ortiz, asistente al festival hace algunos años.
Asimismo se encuentra Juan Camilo Osadía, quien manifiesta lo siguiente “Pienso que esta iniciativa es muy afable porque propicia armonía y coloca a la ciudad en una perspectiva estética, surgiendo de esto una necesidad de mejorar las políticas artísticas y culturales. También rompe con las brechas regionales ya que jóvenes de otros lugares se acercan y disfrutan el festival”.
Estos aportes favorables permiten mayor visibilización del género, convirtiéndose en un referente de la identidad cultural, logrando situar el festival como un organismo generador de formación, tolerancia y respeto sobre el entorno social, enriqueciendo la apuesta rockera en la ciudad.
Este año cumplió su misión una vez más. Pese a que ha emigrado muchas veces, se podría decir que ahora el festival presenta un escenario digno, pretendiendo convocar a toda la juventud. Anualmente se realiza durante un día, un sábado, con un total de 12 horas que dan paso a la presentación de diez bandas, tanto locales como nacionales caracteríticas del rock y su derivaciones punk, reggae, blues, metal.
Disponiendo la congregación y el carácter incluyente del evento, en el que se calculan hubo cerca de 4.000 personas mayores de 14 años que proyectan un espacio cultural por medio de este género alternativo.

fotos suministradas de internet:http://3.bp.blogspot.com/La Escena “oTrA cUlTuRa” – blogger/