Se llevó a cabo la celebración del ‘Aguinaldo del Niño de la Cuenca’, zona rural de Neiva.
Una vez más y como cada año, se celebró la Navidad en la Cuenca, con el fin de generar espacios de acercamiento y compartir con los niños y niñas momentos de alegría, diversión y recogimiento espiritual.
Las jornadas, presidida por la profesional social María Lucia Cleves Castaño, contó con la presencia de aproximadamente seiscientos niños y niñas de las veredas de Palestina, San Miguel, Canoas, Primavera, Santa Lucia, El Chapuro, San Bartolo, Centro Norte, El Vergel, Santa Barbara, Centro, Floragaita, Ceibas Afuera, Los Cauchos, Platanillal, Santa Helena, Venadito, Alto de Motilón, Tuquila, Motilón, Las Nubes, Pueblo Nuevo y La Plata.
La alegría de la Navidad llenó de magia a la cuenca del río Las Ceibas, con la presencia de payasos cargados de sano humor, juegos, pintacaritas, animadores, globoflexia y regalos con los que disfrutaron los infantes, dando así a la tan anhelada llegada del Niño Dios.
María Lucía destacó que la intención de esta actividad es incentivar el amor y la unión familiar que se debe inculcar entre los niños y niñas de la cuenca del río Las Ceibas. “Es una jornada que debe seguir haciendo a lo largo de los años para celebrar la Navidad, de manera que los niños y niñas tengan un espacio diferente para compartir en familia y seguir creando lazos de unión”.
02 niñas de la Cuenca del río Las Ceibas.


Fecha: