En la Institución Educativa Alberto Rosero, de la Comuna 9 de Neiva, estudian 230 niños, de los cuales 130 son sobrevivientes del conflicto armado. Todos se beneficiarán con unas mejores instalaciones financiados por la Unidad para las Víctimas.

La Directora de la Unidad para las Víctimas, Yolanda Pinto Afanador, anunció en Neiva la inversión de 135 millones de pesos para la adecuación de las instalaciones de la Institución Educativa Eduardo Santos de la Comuna 9 de esta ciudad, en donde estudian 130 víctimas del conflicto armado.
Dicha inversión, aseguró la funcionaria, está destinada a la compra de materiales de construcción, con los cuales se hará una Intervención integral, que consiste en pintar, resanar, mejorar la fachada, baterías sanitarias, andenes y construcción de dos aulas para jardines infantiles, área deportiva y parque recreativo.
El municipio de Neiva, a través de la Oficina de Paz y Derechos Humanos, presentó a la Unidad para las Víctimas el proyecto denominado ‘Rehabilitación de las condiciones de infraestructura, para labores académicas y recreativas de la escuela Alberto Rosero Concha’ por un valor total de $213 millones, de los cuales la Alcaldía aportará 78 millones de pesos.
La directora Pinto Afanador compartió con los niños de la institución las mejoras que se harán, por las cuales recibió el abrazo y jubilo de estos pequeños, que anhelan tener un parque recreativo y un mejor lugar donde formarse.