No obstante, ante la incredibilidad, hay que aferrarnos a que algún día las instituciones pasaran de los acuerdos y los diálogos a defender la vida,

Por: Edwin Tamayo Peña
Incluso las voces de rechazo que tanto se esfuerzan por salir en una tierra condenada a la intolerancia, están hoy con la misma desazón y la preocupación que sobre el rostro experimentado de Norberto bajan lagrimas al narrar los detalles de su amenaza de muerte. Sin duda existen diferencias que nos alejan de una completa y profunda admiración, pero su trabajo ha tenido diferentes etapas y con ello ha dejado, a lo largo del departamento y los años, enormes logros y cantidad de aciertos para la esfera mas representativa del periodismo mismo.
Ninguna amenaza debe ser tomada a la ligera, ni mucho menos se deben hacer juicos a priori sobre el peligro inminente que afronta, no solo es la voz de Norberto es la de cantidad de periodistas y cercanos a la profesión que se han atrevido a decir cosas de frente, ante ese inclemente aire que retorna las mismas estrategias del ayer, la amenaza e incluso la ejecución del otro. Así mismo, como a todos nuestros líderes sociales que luchan contra la devoración de un Estado que los esta dejando a la suerte en el país del eterno retorno violento.
El departamento del Huila no cuenta con un sistema efectivo de garantías y dudo que el Consejo de Seguridad desarrollado en el Valle de Laboyos, en cabeza del ministro de Defensa Carlos Holmes Trujillo, la cúpula militar, el alcalde de Pitalito, el gobernador del departamento, una senadora, dos representantes a la cámara y una diputada, resuelva lo que se ha convertido por la inoperancia del Estado en una problemática de sistematización.
No obstante, ante la incredibilidad, hay que aferrarnos a que algún día las instituciones pasaran de los acuerdos y los diálogos a defender la vida, porque es la vida la que prima aquí, la que se le han arrebatado a más de veinte líderes sociales en todo el territorio colombiano en lo que va del año.
Me uno al rechazo, e invito a la ciudadanía empática a rodear a Norberto de lo mejor de cada uno, a soportar con carácter la crisis de deshumanización de este país. Norberto es un emblema huilense y su voz fuerte de gran locutor investigativo debe seguir acompañándonos, sus recientes investigaciones sobre corrupción y triquiñuelas en varios sectores del departamento han destapado lo mas nefasto de la ejecución política opita, su rigor afronta la noticia, la investiga y la deconstruye hasta desenterrar a los responsables; como lo ha hecho y lo seguirá haciendo.
Solidaridad y respeto para Norberto.


Fecha: