Los soldados de la Novena Brigada basan su accionar en la misión encomendada a través del artículo 217 de la Constitución, Héroes Multimisión que se transforman para salvaguardar el orden interno, las instituciones, la democracia y el bien común.

En el empeño por el cumplimiento de la misión constitucional, los soldados del Ejército Nacional hacen una constante valoración del entorno que los rodea, el que sin duda alguna influye a nivel regional, nacional y global. Un análisis de los retos y las dificultades que impone el nuevo contexto, a pesar de los avances dados y representados en la firma de la paz.
Avanzan los soldados de la Novena Brigada hacia la consolidación de una paz estable y duradera, porque son hombres y mujeres fuertes, entrenados, capacitados, experimentados y organizados para combatir y vencer. Lo hacen a través de una planificación estratégica que se basa en cinco pilares de campaña; procesos de evaluación y seguimiento que hoy permiten entregar un importante balance operacional frente al sistema de factores de inestabilidad.
302 criminales han sido neutralizados, entre ellos 53 narcotraficantes, 193 delincuentes comunes y 25 integrantes de los Grupos Delincuenciales Organizados, GDO.
Gracias a la presión ejercida por las tropas se registran 10 presentaciones voluntarias de miembros de las Farc y el ELN, a esto se suma siete extinciones de dominio, la incautación de 20 armas cortas, 1.543 cartuchos de diferentes calibres, 11 proveedores, cuatro medios de lanzamiento, 65 kilos de explosivos, 44 artefactos explosivos, nueve depósitos ilegales y 4.853 kilos de víveres.
La lucha contra el narcotráfico es otra de las constantes, a la fecha han sido destruidos ocho laboratorios e incautados 4.147 kilos de marihuana, 1.204 kilos de pasta base de coca, 5.053 kilos de hoja de coca y 51 kilos de cocaína, a esto se suma 20 galones de pasta base de coca en proceso, 9.220 kilos de insumo sólido y 13.600 galones de insumo líquido.
En la lucha contra la extorsión y el secuestro, en el 2017 han sido rescatadas y liberadas cuatro personas, al tiempo que se logró la capturada de 26 extorsionistas.
La guerra contra la minería ilegal también es una prioridad para la Novena Brigada. Con el objetivo de evitar el daño ecológico y ambiental, se ha logrado la captura de 12 personas e incautados 54 elementos.
En el marco de la misión integral que también apoya a las comunidades más deprimidas, la Novena Brigada del Ejército Nacional ha realizado 15 Jornadas de Apoyo al Desarrollo de las 22 programadas para este año, de las que se han beneficiado 7.000 personas.

Los cinco pilares
El primer plan, es el de campaña ‘Victoria’ con el que se busca romper y desarticular el sistema de amenaza persistente, lo que persiste después de los acuerdos de paz, hoy ELN, las bandas criminales y la lucha contra el crimen residual de las Farc que se presenta como disidencia, todos ellos soportándose en pilares del narcotráfico y la minería criminal.
A la par, el Ejército tiende su mano hacia el pueblo, buscando la estabilización de los territorios que han sufrido la violencia de más de 50 años, sirviendo de puente al Gobierno Nacional para atraer la consolidación que implica la presencia del resto del Estado. Un salto del control militar del territorio del conflicto a un control institucional del territorio.
El segundo es el ‘Plan de Campaña de Transición a la Paz, que busca apoyar al Gobierno Nacional en el proceso de concentrar, desarmar y desmovilizar colectivamente a las Farc; a la par, el esfuerzo ha estado concentrado en ocupar las zonas dejadas por éstos, la construcción de vías de acceso a las zonas de concentración que hoy benefician a cientos de campesinos y la creación de una brigada de desminado que trabaja en la descontaminación de los campos colombianos.
En el tercer Plan trabaja el Ejército en la protección de la soberanía nacional, atendiendo los asuntos propios del artículo 217 que es la guía en la protección del territorio y cómo hacerlo bien.
La cuarta autopista o Plan de Campaña es la transformación, la evolución de esta fuerza que se prepara para enfrentar el futuro, da el Ejército un salto cualitativo y cuantitativo para la defensa de la Nación por las vías de las armas legítimas. Una reingeniería en todos los campos, con un personal que cumple con el perfil adecuado, con una doctrina acorde y nuevas tecnologías.
La quinta campaña es transversal a las cuatro anteriores, es la de Transparencia. Un Ejército de combate que se transforma y evoluciona para cumplir nuevas misiones. Hombres Multimisión protegidos por el escudo de la transparencia, bajo la premisa de visión Dante.