Gobernador del Huila señaló que, al igual que en emergencias pasadas, no ahorrará esfuerzos para atender la situación. No obstante, ante la gravedad de lo sucedido, será necesario obtener apoyo del Gobierno Nacional.

El gobernador Carlos Julio González Villa lamentó los nuevos sucesos que dejan sin comunicación vial al municipio de Colombia, en el norte del departamento, por cuenta de una creciente del río Ambicá, y dijo que no ha ahorrado esfuerzos para atender la compleja situación, que obligará a obtener apoyo del Gobierno Nacional.
Anticipó, además, que una comisión técnica de la Secretaría de Vías e Infraestructura ya está en terreno, y tendrá este viernes un diagnóstico de la solución a largo plazo.
“Desde la Gobernación del Huila estamos haciendo, como lo hemos hecho en el pasado, todos los esfuerzos necesarios, y necesitaremos sin duda del apoyo del Gobierno Nacional”, dijo González Villa.
“Era una situación compleja de prevenir, y un dragado del río era prácticamente imposible ante los riesgos por los niveles de caudal”, precisó el Mandatario.
Anotó que la obra inicialmente prevista para superar definitivamente las emergencias que incomunican a Colombia –una vía de 6.7 kilómetros- se convertirá ahora en un trayecto mucho más prolongado.“Esto significará un esfuerzo superior a los 30 mil millones de pesos”, refirió el Gobernador del Huila.
El municipio de Colombia es uno de los que más ha demandado atención ante constantes fenómenos, como derrumbes y avalanchas, que han afectado la comunicación terrestre, a los que se han sumado el debilitamiento de puentes y hasta sismos.