La ingeniera espacial agradeció el reconocimiento y les manifestó a los jóvenes del país que “ustedes tienen una infinidad de descubrimientos que hacer para que nosotros continuemos entendiendo de ustedes por medio de su trabajo. Crean en ustedes porque yo creo en ustedes”.

Redacción
El presidente Iván Duque Márquez entregó la Orden de Boyacá, en el grado de Comendador, a la ingeniera aeroespacial Diana Trujillo, quien lideró la misión de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA por siglas en inglés) que puso en Marte el vehículo espacial Perseverance con un brazo robótico.
La ceremonia se efectuó de manera simultánea desde la Casa de Nariño y la sede del Consulado de Colombia en Los Ángeles (California, Estados Unidos), donde reside y trabaja la científica caleña.
El Jefe de Estado destacó los logros de Trujillo como científica. “Me llenan de orgullo, porque su historia es la historia que encarna el verdadero sentir del pueblo colombiano: estudio, trabajo arduo, perseverancia, valentía e innovación”, dijo.
El Mandatario resaltó que la participación de Diana Trujillo en ese proyecto de la NASA reivindica a muchas mujeres que desde la ciencia aportan al devenir de la sociedad.
“Su triunfo es un mensaje para esas mujeres científicas en nuestro país que día a día, y noche, trabajan, a partir de la ciencia, a encontrarles respuestas a nuestros grandes desafíos”, añadió el Presidente Duque.
Igualmente, recalcó que la científica colombiana es “inspiración para tantas niñas y niños en nuestro país que se han unido a la red de pequeños que quieren ser científicos. Pero también para quienes están en formación en las universidades más destacadas de nuestro país y fuera de nuestro territorio”.
Por eso la invitó a que esté “en todos los procesos que se adelanten en nuestro país para fortalecernos en la ciencia”.
Igualmente, reiteró que el país, mediante la expedición de un documento del presidente Iván Duque Márquez hoy cuenta con una política pública para estudiar el alcance de su espectro, su uso y para establecer cuáles deben ser las aspiraciones de Colombia sobre el tema en la próxima década.
“Le queremos, desde ya, agradecer que su patriotismo sea también ilustrativo para todos estos anhelos; anhelos que son políticas de Estado y que esperamos que trasciendan en las próximas décadas. Pero quiero, además, invitarla a que cada vez que usted avance en cualquiera de sus investigaciones y tareas, podamos compartir estos logros a toda la juventud de nuestro país”, concluyó el Presidente Duque.

“la importancia de no darse por vencidos”.
Tras las palabras del mandatario, la ingeniera aeroespacial dio un sentido discurso. Con la voz un poco entrecortada, la caleña resaltó el impacto de su logro en las nuevas generaciones.
«Ser parte del equipo que llevó una nave a otro planeta, a una velocidad de 20.000 km/h, para descubrir si en algún momento estuvimos solos en el universo, es un honor y es algo que nunca se me va a olvidar. Pero tampoco se me va a olvidar el honor que tuve de compartir con el mundo el momento de la llegada de esta nave, todo en español, para que muchos niños y niñas tuvieran el momento de inspirarse y decidir que quieren ser los científicos y los ingenieros del futuro», destacó.
Acto seguido, Trujillo Pomerantz hizo énfasis en sus orígenes y la importancia de las enseñanzas adquiridas en el país para poder alcanzar sus objetivos.
«Dios me ha enseñado a caminar con integridad, a no darme por vencida, a orar y a vivir con ganas todos los días. Esas enseñanzas germinan de un lugar, desde el comienzo: desde Colombia, con mi cultura, mis raíces y mi gente. Todo eso contribuyó a lo que soy hoy y eso no se me olvida», subrayó.
Y añadió que «Colombia continúa contribuyendo en mi vida. Me recuerda que tengo que mantener el deseo de salir adelante, así hayan obstáculos, porque vale la pena. Gracias por el aliento que me dan una vez más, por este momento tan enorme estoy completamente agradecida y espero continuar poniendo el nombre de nuestro país en alto».
También envió un mensaje a los «exploradores del futuro». Sostuvo que está muy feliz por el mañana, por las áreas de la ciencia que se están descubriendo.
«Si mi misión descubre que no estamos solos en el universo, ustedes tienen una infinidad de descubrimientos qué hacer, para que nosotros continuemos entendiendo por medio de su trabajo. Crean en ustedes porque yo creo en ustedes», apuntó.
Y concluyó: «muchas personas piensan que trabajar en el espacio y explorarlo significa que eres Einstein o que tienes que ser una persona extremadamente inteligente y diferente a todos los demás, pero esto no es así. El camino no es fácil, pero siempre encontrarás personas a tu lado que te ayudarán. No tienes que ser Einstein o ir a las universidades más costosas. Simplemente tienes que tener curiosidad y perseverancia. Así que ve y conquístalos.»
Y le manifestó a la juventud del país: “ustedes tienen una infinidad de descubrimientos que hacer para que nosotros continuemos entendiendo por medio de su trabajo. Crean en ustedes porque yo creo en ustedes”.


Fecha: