El Jefe del Estado quien dialogó por 30 minutos con el Santo Padre insistió en que la polarización del país no le conviene a nadie.

Roma, Italia(SIG).
El Presidente Juan Manuel Santos afirmó que el Papa Francisco le reiteró su apoyo al nuevo Acuerdo de Paz y a su pronta implementación.
El Mandatario, que este viernes fue recibido por el Sumo Pontífice en El Vaticano, dijo que le agradeció su respaldo al proceso de paz e indicó que desde su inicio el máximo jerarca católico ha estado pendiente de la paz de Colombia.
“Me reiteró ese apoyo. Me reiteró el apoyo al nuevo Acuerdo de Paz. Me reiteró el apoyo a la pronta implementación del Acuerdo”, subrayó el Jefe del Estado, quien dialogó por media hora con el Papa Francisco.
Así mismo, el gobernante señaló que durante su tercer encuentro con el Santo Padre le explicó la importancia del procedimiento rápido en el Congreso.
“Le explique que una de las razones por las cuales había sido importante el procedimiento abreviado en el Congreso, es porque hemos aprendido, estudiando los demás procesos en el mundo, que es fundamental acortar los tiempos en que se firman los acuerdos y el momento en el que se comienzan a implementar”, declaró a los periodistas.
“Ese proceso comienza y con el visto bueno de la Corte Constitucional”, agregó el Presidente.

A nadie conviene
Igualmente, el gobernante colombiano reiteró su deseo de evitar la polarización en el país y afirmó que “ahí hay una oportunidad para demostrar que podemos ponernos de acuerdo sobre cosas importantes para el país. La división a nadie le conviene. La polarización a nadie le conviene”.
“Qué mejor que poder encontrar un tema, en este caso el más importante de todos que es el tema de la paz, para poder hacer coincidir nuestras opiniones y nuestros puntos de vista”, añadió.
Con respecto a la etapa del posconflicto, el Mandatario aseveró que “ahora comienza lo más difícil, y es la construcción misma de la paz. La paz se construye, lo hablábamos con Su Santidad, como una catedral, ladrillo por ladrillo. Y eso requiere el esfuerzo de mucha gente durante mucho tiempo”.
“Eso es lo que Colombia tiene por delante. Afortunadamente ya sin el lastre de una guerra y de un conflicto armado”, concluyó el Presidente.