Por Eliana Agudelo

Comunicadora Social-Periodista

La Organización de las Naciones Unidades para la Agricultura y la Alimentación, FAO, en 1979 estableció el 16 de octubre de cada año como la fecha internacional de la alimentación con el objetivo de concientizar a las poblaciones para promover la solidaridad en lucha contra el hambre, la pobreza y la desnutrición.

Es así como cada año la FAO comparte un lema para llamar la atención de los países a unirse a esta celebración en contra la desnutrición, en este 2021 su lema es “Nuestras acciones son nuestro futuro”. Se pide un esfuerzo para ser más sostenibles en nuestras acciones diarias, reduciendo el desperdicio de alimentos, creando conciencia a cerca de una nutrición sana y equilibrada. Y todo ello con el objetivo de llegar al Hambre Cero y de proteger el medio ambiente. Buscando que las poblaciones pongan en práctica estos sencillos hábitos.

  • Reducir el desperdicio de comida.
  • Tener una dieta sana y equilibrada.
  • Proteger el medio ambiente.

¿Por qué debemos preocuparnos?

De acuerdo a datos recolectados por la FAO más de 3.000 millones de personas, casi el 40% de la población mundial no pueden ofrecerse una alimentación saludable. Es así como se debe tomar responsabilidad al consumir y sobre todo al desperdiciar los alimentos, donde esta acción le cobra un precio alto a nuestro planeta, a los recursos naturales y al clima, degradando hábitats y extinguiendo especies.

En esta pandemia de COVID 19 han urgido necesidades de cambios, que han hecho más complejo que los agricultores vendan sus productos, mientras la pobreza aumenta. Hasta el momento sea pensado en sistemas agroalimentarios que tengan la capacidad de alimentar a 10.000 millones de personas en 2050. De hecho el Secretario General de la Naciones Unidas convocó desde esta 2021 una cumbre para este asunto de desarrollo sostenible.

¿Cómo podemos conmemorar este día?

En familia, con nuestros niños, niñas, jóvenes y amigos podemos compartir en esta fecha unas dinámicas actividades para tomar conciencia de igualdad y solidaridad sobre el problema del hambre y la pobreza.

  • Lee textos en especial cuentos, con temas de alimentación y su importancia.
  • Planta un huerto en casa o el barrio, en homenaje al trabajo del agricultor.
  • Recolecta alimentos en tu comunidad, para llevar a los más necesitados.

Estas entre otras actividades se pueden desarrollar, lo importante es pasar el mensaje para tomar sentido de pertenencia entre la comunidad.


Fecha: