Por Ashley Michelle Leguizamo

Pilar Buchelly es una mujer artesana radicada actualmente en el municipio de Gigante, Huila, nacida en una familia de mujeres tejedoras en Suaza. Desde sus 15 años se independizó y encontró en el arte de tejer manillas por medio de técnicas de macramé su proyecto de vida. Realizó sus estudios en la institución educativa INEM Julián Motta Salas en Neiva, en donde como proyecto de grado presentó “la locura de los tejidos”, un emprendimiento que la llevó a adoptar este trabajo como su estilo de vida. Puesto que fue bien aprobado por la institución, decidió profundizar y poner en práctica sus conocimientos enseñando a niños y adultos mayores alrededor de talleres comunitarios. El desarrollo con la comunidad, gestión de proyectos y salud fueron uno de los pilares fundamentales.

Desarrollo de artesanías por parte del proyecto PILARTE

En el transcurso de sus primeros 3 años como artesana, cumplidos los 18 y con ahorros en mano tomó rumbo hacia sus sueños, recorriendo municipios y ciudades, lo que la llevó a estudiar en la Universidad del Tolima. Gracias a sus trabajos artesanales y esfuerzos logró patrocinar su carrera en Artes Plásticas. “Había días en que cargaba a la espalda un bolso grande donde tenía mi ropa, zapatos, los materiales de la universidad, mis hilos y mi trabajo. Cuando andaba así era porque no tenía donde quedarme. Sin embargo, lo que vendía me permitió pagar mis estudios y comida, que era lo importante”, manifiesta.

Terminados sus estudios decidió viajar por el Huila en donde consiguió tres títulos más “elaboración de muñecos para comparsas”, “moldeado en icopor” y “manejo y decoración de alumbrado navideño”. Títulos que en su momento le dieron buenas oportunidades laborales en la ciudad de Neiva, donde también recibió reconocimientos por parte de maestros artesanos entorno a su labor. Entre sus recorridos por el departamento se encontró con el municipio de Gigante, lugar del cual se enamoró brindándole las mejores experiencias.


Materiales y producción de tejidos elaborados por parte de niños, niñas y jóvenes

Gigante fue fundado en 1782 y se consolidó como municipio en 1789. Ha sido reconocido por su fuerte en turismo y cultura. Son cientos las personas que visitan esta zona durante los meses de abril, Julio y octubre. Las fiestas del Cacao y el Café, celebradas cada año durante las fechas del 11 al 15 de octubre se ha convertido en una oportunidad para que propios y visitantes disfruten de música folclórica, la gastronomía y las artesanías, identidad cultural de los giganteños. Durante la coyuntura sanitaria del Covid-19 participó en convocatorias de arte, y recibió un premio departamental “Maestros Artesanos”. Esta etapa le permitió aprovechar mucho más el tiempo puesto que, al tener mucho material para trabajar, puso en marcha todo lo aprendido durante su vida, y expandió su conocimiento desde el área virtual. La metodología anteriormente mencionada, le permitió seguir estudiando y aprender nuevas técnicas extranjeras, y desarrollar su gusto por la edición, la fotografía y la publicidad. Los resultados fueron evidentes pues estas prácticas le permitieron a la hora de retomar la normalidad, mostrar más, vender más, y enseñar más.

Es aquí donde decide fundar PILARTE, una empresa independiente que enseña a niños y adultos el arte del tejido en macramé y el arte de la bisutería con chaquiras. Según la plataforma de investigación de Psicología Senior Suites, esta tarea de tejido se remite a un complejo proceso que estimula las conexiones neuronales haciendo trabajar el área motora del cerebro, la sensitiva, la visual, la auditiva y la del lenguaje.

Pilar Buchelly, líder del proyecto PILARTE

Estas ventajas permiten a cada aprendiz explorar su creatividad y conocer una nueva forma de hacer arte.  Respecto a este punto Pilar manifiesta que “Es mucho mejor ver a niños y niñas haciendo algo sano, que perdiendo sus mentes en los teléfonos celulares”. Este arte permite que los niños desarrollen la concentración, la paciencia y la perseverancia. Hoy en día los niños están creciendo en un mundo en el que todo va muy rápido, todo es por medio de pantallas o videojuegos que impiden y cierran su creatividad…en este mundo de la inmediatez y la tecnología, las nuevas culturas le cierran la posibilidad de ser creativos a las mentes futuras (Fuente web: El mueble Suizo Juniors). En PILARTE se les permite a los aprendices la posibilidad de trabajar su lado creativo, una cualidad que le facilitará desarrollarse en su progreso personal, escolar, futuro y profesional.

PILARTE llega hasta escuelas, colegios y universidades, e incluso clases personalizadas donde el trabajo de los aprendices es totalmente certificado. “Es importante para uno como maestro tener paciencia y enseñar por medio de la creatividad. Hoy en día los niños nacen muy emocionales, manifiestan y expresan muchas cosas, este arte permite fortalecer la memoria y desarrollar la psicomotricidad de los niños” (La psicomotricidad es la psicología del movimiento mediante la cual entran en contacto cuerpo, mente y emociones). Los trabajos manuales les ayudan a desarrollar la psicomotricidad fina al trabajar con distintos materiales como lo es el macramé y las chaquiras, alcanzando así un mayor nivel de precisión y coordinación.

Creatividad y conocimiento entorno a las clases de PILARTE.

Este nuevo emprendimiento les brinda a los niños desarrollar la creatividad y la imaginación. Del mismo modo, Senior Suites nos afirma que al trabajar con su creatividad se entrena el lado derecho del cerebro, el cual se encarga de las emociones, la sensibilidad estética, la visión espacial y la abstracción. Con PILARTE aprenden a expresar sus emociones y mostrar el mundo tal como lo perciben. Aumenta la autoconfianza y la capacidad de superación, estos talleres de artesanía les proponen a los niños el reto y la oportunidad de lograr las cosas de forma autónoma, aumentando en ellos la confianza en sus capacidades.

Intervención cooperativa de niños mediante metodologías pedagógicas.

PILARTE es sin duda una de los emprendimientos independientes que aporta al desarrollo sano de la imaginación y la creatividad de los niños y jóvenes. El impacto que ha tenido PILARTE para el municipio de Gigante ha sido evidente, contribuir al cambio social desde procesos de creatividad es uno de los objetivos de este emprendimiento. Los entes gubernamentales deberían empezar a intervenir y apoyar esta serie de procesos ya que, no solo ayuda al crecimiento colectivo sino al desarrollo del Municipio. Pilar una vez más demuestra como a través de los sueños se logra tejer no solo ideas, si no tejer conocimientos y sociedad en las mentes de los niños. En muchas ocasiones la falta de oportunidades ha limitado la exploración plena de proyectos de innovación juvenil. Al igual que este municipio en Colombia existen cientos de emprendimientos que están en la espera del acompañamiento del Gobierno Nacional. El colombiano se distingue por ser abierto, alegre, atento, hospitalario, trabajador y siempre saca tiempo para estudiar y seguir formándose. Igualmente son personas muy creativas y emprendedoras. (Fuente web: cultura 10.ORG). A nivel nacional la riqueza cultural es evidente y los procesos de creatividad es la ocasión precisa para aportar al cambio social y como lo afirma doña Pilar “El arte es amor, el amor la fuerza del mundo, por eso ama el arte y tendrás un mundo mejor”.


Fecha: