Un trabajo coordinado entre Ejército, Policía y Alcaldía Municipal impulsa nueva vida para los habitantes de esta localidad.

En el marco del trabajo interinstitucional de protección a la infancia y la adolescencia, tropas del Batallón de Alta Montaña No. 9, unidades del Departamento de Policía Huila y personal de la Administración Municipal, trabajan para lograr el desarme de los niños, niñas y jóvenes de esta importante zona, ubicada al oriente del Huila.
Con el ánimo de hacer atractivo el desarme, las autoridades intercambiaron las armas por pollitos; de esta manera los menores al entregar un cuchillo, una navaja o cualquier objeto que pudiese ser utilizado para generar daño, recibieron una nueva vida a la que tendrán que brindarles un especial cuidado.
En total, la Fuerza Pública logró recaudar 80 armas blancas, al tiempo que entregaron mensajes de paz y la importancia de la educación para que cada niño o niña algecireño, aporte positivamente al progreso de su municipio.


Fecha: