El Vicepresidente de la República destacó la oportunidad histórica que vive el país para acabar de manera definitiva los cultivos ilícitos. Dijo que la estrategia integral del Gobierno Nacional busca que Colombia supere la resiembra de esos cultivos y no se quede en ‘una bicicleta estática’.

Bogotá. Ante el último informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, el Vicepresidente de la República, general Óscar Naranjo, aseguró que el Gobierno Nacional reconoce las cifras entregadas por esta organización sobre el aumento de los cultivos pero que ‘nadie se llame a engaño pensando que el Gobierno bajó la guardia. Que nadie se llame a engaño pensando que estas cifras inmovilizan al Gobierno’.
El Vicepresidente fue categórico al afirmar que ante las cifras entregadas por el organismo, el Gobierno Nacional ‘responde con determinación, integridad y una aspiración que queremos convertir en realidad de que el fin de los cultivos ilícitos sea sostenible en el país’, dijo.
El General Naranjo advirtió que los años de erradicación de cultivos en los que siempre hubo resiembra de los mismos tiene que quedar en el pasado con la aplicación de una estrategia integral que ya está en marcha y que tendrá que redundar en la disminución a cero de este factor.
Destacó que en esa estrategia integral existen dos acciones a seguir: la erradicación forzosa y la sustitución voluntaria de cultivos.
El Gobierno Nacional se propuso acabar este año con 100 mil hectáreas de coca: 50 mil hectáreas a través de erradicacióm forzosa y la sustitución voluntaria de otras 50 mil.
En cumplimiento de estas acciones, a 5 de julio de 2017, se han erradicado 20.297 hectáreas de cultivos ilícitos, gracias al trabajo coordinado entre policías, soldados e infantes de marina.
En cuanto a la sustitución de cultivos, en lo corrido de 2017 se ha llegado a acuerdos colectivos para la sustitución voluntaria con cerca de 80 mil familias en 13 departamentos del país.
El vicepresidente también destacó, frente a la lucha contra el narcotráfico, que durante el 2016 se efectuaron 193 capturas con fines de extradición, lo que prueba la determinación del Gobierno con la desarticulación de estructuras criminales e hizo un llamado a concentrar esfuerzos también sobre el consumo de drogas.
Para incrementar la efectividad de la política antidrogas, el Gobierno Nacional además le ha solicitado a la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito incrementar la frecuencia de monitoreo para tener mediciones tempranas y redireccionar esfuerzos. Adicionalmente, el Ministerio de Defensa puso en marcha un sistema de monitoreo a la resiembra y reacción inmediata para eliminarla.
Los esfuerzos del Gobierno Nacional también siguen siendo contundentes en la lucha contra el narcotráfico y sus estructuras criminales. En este sentido, las cifras de las distintas fuerzas, evidencian que a finales de 2016 se logró la cifra más alta de incautación de cocaína en los últimos 14 años y a 5 de julio de 2017 ya se han incautado 200 toneladas de cocaína pura, cifra que supera la tendencia del año anterior.