Para reducir el atraso en la productividad y mejorar el rendimiento en cultivos que son muy importantes para el departamento, instituciones como la Agencia de Desarrollo Rural, la Procuraduría Agraria y Ambiental y la Gobernación del Huila desarrollan un programa para fortalecer la asistencia técnica y aumentar las ganancias de los productores y de la región.

En un intenso y profundo proceso de articulación en favor de los empresarios del campo, la Agencia de Desarrollo Rural, la Procuraduría Agraria y Ambiental y la Gobernación del Huila lideran una iniciativa para que cada uno de los 37 municipios del departamento defina su vocación agropecuaria y los productos en los cuales debe enfocar su economía.
El proceso incluye la participación de todos los actores vinculados al desarrollo rural, porque “solo de esta forma se podrán desarrollar proyectos que identifiquen las necesidades del campo en cada una de los municipios”, dijo Alfonso Barragán Perdomo, gerente del programa ‘Empresarios del Campo’, de la Gobernación del Huila.
Además, se trata de un proceso que permitirá reducir las brechas y atrasos en materia de productividad en el sector agropecuario del departamento.

Consejos de Desarrollo Rural
El funcionario explicó que una de las tareas emprendidas tiene que ver con la puesta en marcha de los Consejos Municipales de Desarrollo Rural.
Estos Consejos, dijo Barragán Perdomo, podrán convertirse en la base de los planes de desarrollo de las próximas administraciones municipales para mejorar las condiciones de vida de los productores del campo.
La Ley 101 de 1993 permite que cada ente territorial proyecte su desarrollo rural a largo plazo, interpretando sus necesidades con las comunidades de sus territorios.
De esta forma pueden priorizar sus proyectos, con el fin de garantizar la estabilidad y claridad de las políticas agropecuarias y pesqueras, a través de las cuales se promueva la participación de los productores en las decisiones del Estado.

Capacitación
Para lograr este propósito, la Agencia de Desarrollo Rural y la Procuraduría Agraria y Ambiental del Huila desarrollaron varias jornadas de capacitación, teniendo en cuenta los municipios que hacen parte de cada uno de los Centros Provinciales, sus alcaldes e integrantes de los Consejos de Desarrollo Rural en cada uno de los 37 municipios.
Estas capacitaciones buscan promover que en cada municipio operen los Consejos de Desarrollo Rural como instancia de concertación entre las autoridades locales, las comunidades rurales y las entidades públicas, para racionalizar las acciones y el uso de los recursos públicos.
Durante estas jornadas, se contó con el apoyo de la Secretaría de Agricultura de la Gobernación del Huila, como órgano articulador de la política agropecuaria del Departamento.

Asistencia técnica es fundamental
Uno de los aspectos que más rezago genera para la productividad rural en el Huila es la falta de asistencia técnica.
De acuerdo con los Centros Provinciales de Gestión Agroempresarial en el Huila, se requiere asistencia técnica para más de 50 mil productores que cultivan cacao, caña panelera, frutas, fríjol y otros cultivos, ganadería y especies menores.
La asistencia es esencial para reducir la baja productividad, la resistencia de los productores a mejorar sus prácticas, la escasa conciencia ambiental, y la poca asociatividad y sin visión del campo como un agronegocio.

Acciones de asistencia
En la actualidad, la Agencia de Desarrollo Rural ejecuta un Plan General de Asistencia Técnica, inicialmente para 5.250 productores de los encadenamientos de frutas, caña panelera, cacao y ganadería.
El programa llega directamente al productor con capacitación en buenas prácticas, controles sanitarios, fitosanitarios, diseños de cultivos, manejo de cosecha y postcosecha, manejo integrado de plagas y enfermedades, demostraciones de cambio climático, implementación de planes de fertilización, y brigadas de asociatividad y crédito.
De esta manera, se comparten oportunidades y experiencias exitosas, que permiten encontrar nuevas opciones de crecimiento a través de proyectos asociativos en las diferentes líneas que ofrece la Agencia.

Grandes brechas de productividad
Si tenemos en cuenta el café como la mayor fuente de ingreso en el departamento, por cuanto más de 80 mil familias dependen de esta actividad, las cifras a 2016 reflejan una productividad de 1.2 toneladas por hectárea.
Esta cifra corresponde a 10 cargas de café pergamino seco, lo que sitúa a un productor huilense a menos de la mitad de este referente; es decir, 2,8 toneladas por hectárea.
Igual ocurre con el cacao, que tiene una productividad de 600 kilogramos por hectárea, cuando debería situarse sobre 1.200 kilogramos por hectárea para ser rentable y productivo.