En el marco de la revisión a las zonas impactadas por la construcción de El Quimbo, se constataron en el municipio de El Agrado delicadas afectaciones a la producción agropecuaria.
En encuentros realizados con la comunidad, se denunciaron dificultades con abastecimiento de agua a través de distritos de riego.
Para la alcaldesa Waldina Losada, “El Agrado es uno de los municipios con mayor impacto socioeconómico negativo que haya producido la empresa Emgesa, producto de la desarticulación con la comunidad y hasta la fecha no han compensado a la totalidad de la población”.
Otro de los problemas tiene que ver con la construcción de la planta de tratamiento de aguas residuales, que no está operando, y las aguas sin tratamiento vuelven a la quebrada Yaguilga.


Fecha: