Las premio Nobel de Paz, Betty Williams y Tawakkol Karman, ministros de región, instituciones del Estado, organismos internacionales, empresa privada, academia y sociedad civil propusieron rutas en pro del desarrollo rural y sistemas agroalimentarios sostenibles.

Bogotá. La seguridad alimentaria como pilar fundamental en un nuevo escenario de paz y posconflicto fue el tema analizado en el foro internacional Seguridad Alimentaria, “Un camino hacia la Paz”, en el que reconocidas voces como las nobeles de Paz, Betty Williams (1976) y Tawakkol Karman (2011), ministros de región e instituciones del Estado, intercambiaron experiencias para el desarrollo social y fortalecer la gestión de la seguridad alimentaria y nutricional en todo el país con énfasis en el sector rural.
El foro fue presidido por el representante Regional para América Latina y el Caribe de FAO, Julio Antonio Berdegué Sacristán y el director general de Prosperidad Social, Nemesio Roys Garzón.
“Lo más importante es asegurarse que los niños no tengan hambre. Todo el tiempo que tengas hambre piensa en los niños de Etiopía y pregúntate cómo podemos ayudarlos”, expresó Betty Williams, pacifista norte-irlandesa quien ha dedicado su vida a crear soluciones en la lucha contra las injusticias cometidas con los niños del mundo y galardonada con el Premio Nobel, junto con Mairead Maguire, por su liderazgo pacífico en el conflicto de Irlanda del Norte.
Así mismo, la periodista, política Tawakkol Karman, ganadora del Premio Nobel por la defensa de los derechos humanos, aseguró: “La mujer desempeña un papel fundamental en la reducción de la pobreza”, explicó la activista y líder política yemení, llamada la “Mujer de Hierro” y la “Madre de la Revolución”.
A su turno, el director general de Prosperidad Social, Nemesio Roys Garzón, manifestó: “La guerra en Colombia dejó pobreza. La pobreza dejó hambre. La lucha para alcanzar la seguridad alimentaria hay que hacerla ahora y hay que hacerla bien”.
Por su parte Julio Antonio Berdegué Sacristán, representante Regional para América Latina y el Caribe, FAO aseguró: “Lo que Colombia está haciendo es garantizar a la población un aumento en el consumo. En un mundo donde el conflicto se agudiza, Colombia reduce la subalimentacion, gracias a esta nueva etapa”.
El foro contó con la participación de diferentes actores, quienes sensibilizaron a los asistentes en torno al tema de la seguridad alimentaria y a su vez, mostraron cómo se pueden trabajar los proyectos a nivel político en las comunidades rurales, especialmente en la planificación para el desarrollo integral del territorio.
Prosperidad Social y FAO contribuyen a la creación de una voluntad política necesaria para erradicar el hambre en esta generación, creando políticas y medidas agrícolas y de seguridad alimentaria que fomenten la paz, el desarrollo rural y la seguridad alimentaria.