El acuerdo reconoce el inmenso potencial del sector del café para la conservación de bosques, al ser el mayor cultivo con área sembrada en Colombia con 840.000 hectáreas. Los bosques asociados a los sistemas cafeteros son espacios de alta biodiversidad que albergan no solo especies endémicas, sino a 42 especies de aves migratorias. Más de 90 empresas han firmado los cinco acuerdos. Significa que se comprometen a alcanzar la cero deforestación al año 2025.

Redacción

Con apoyo de varias empresas y de la sociedad civil, el Gobierno Nacional, en coordinación con el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible cumplió con los Acuerdos Cero Deforestación del Plan Nacional de Desarrollo, tras firmar el Acuerdo de Café, Bosque y Clima.

El eje principal del acuerdo es el cuidado y la conservación de los bosques asociados a la producción de café en Colombia, así como la adaptación y mitigación de los efectos del cambio climático, y concentra a los actores principales de la cadena de suministro del grano. Además, ofrece a los consumidores la garantía de que el producto que llega a su mesa no genera pérdida de cobertura boscosa.

Los Acuerdos Cero Deforestación son voluntarios, los firmantes establecen compromisos para eliminar la huella de deforestación de las cadenas de suministro; son firmados por productores, gremios y empresas, por entidades estatales, entre las cuales están, además del Minambiente, los ministerios de Agricultura y Desarrollo Rural, de Industria y Comercio y el Ideam; también por algunas ONG que ofrecen soporte y apoyo a compañías del sector, todo asociado al trabajo que hace la Alianza por los Bosques Tropicales en Colombia.

Los aliados

 El de Café, Bosque y Clima el Gobierno Nacional lo firmó con los productores, representados en la Federación Nacional de Cafeteros, los exportadores de café, representados por Asoexport, importantes empresas globales como Nespresso y miembros internacionales de la sociedad civil, como Solidaridad Network y la Alianza por los Bosques Tropicales, entre otras firmas y entidades, las que se unieron para implementar estrategias que hagan a las comunidades cafeteras más resilientes al cambio climático y evitar, de esta manera, los efectos adversos que pueden afectar la productividad y calidad del café.

El Plan Nacional de Desarrollo estableció para el cuatrienio concretar cinco acuerdos para las cadenas productivas del sector agropecuario. La firma de Café, Bosque y Clima se suma a los acuerdos de palma, cacao, carne y leche ya establecidos. Las 90 empresas vinculadas a la fecha en todos los acuerdos se han comprometido a alcanzar para el 2025 la cero deforestación en sus cadenas de suministro, y aportar a la meta de reducir a cero la deforestación neta para los bosques del país al 2030.

“Estamos comprometidos” 

“El presidente Duque nos ha pedido a los ministros hacer todo lo posible para seguir cumpliendo el Plan Nacional de Desarrollo, por eso esta es una buena noticia. Los acuerdos buscan garantizar su cumplimiento a través de varios mecanismos. Quiero decirle al país que en el Gobierno Nacional, en el Minambiente, estamos comprometidos con las regiones, los sectores y las metas. Siempre buscaremos las soluciones que Colombia requiere para conservar sus recursos naturales, y combatir, entre otros flagelos, el cambio climático”, dijo Carlos Eduardo Correa, ministro de Ambiente.

Este acuerdo reconoce la potencialidad de los paisajes agroforestales cafeteros, para actuar como ecosistemas que tienen la capacidad de almacenar y capturar emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), procesos que a gran escala pueden hacer un gran aporte para el logro de las metas contenidas en la Contribución Nacionalmente Determinada (NDC, por sus siglas en inglés), la hoja de ruta a través de la cual el país busca cumplir con los compromisos establecidos en el Acuerdo de París.

Planes a futuro

“El plan 100/100 propende por una caficultura totalmente sostenible para cuando la Federación cumpla cien años en el 2027. Esperamos que este esquema de conservación y recuperación de los bosques y la naturaleza sea un eje importante de la sostenibilidad del café colombiano”, afirmó Roberto Vélez Vallejo, gerente general de la Federación Nacional de Cafeteros.

A su turno, Gustavo Gómez, director ejecutivo de Asoexport, dijo: “Colombia ha sido pionero y líder en la implementación de programas y prácticas sostenibles. Las acciones para hacer el sector más resiliente al cambio climático ayudan a mantener la competitividad del café de Colombia en las próximas décadas”.

Joel Brounen, gerente en el país de Solidaridad Colombia, entidad que también facilitó el acuerdo, manifestó que con este paso se pretende crear sinergias y mecanismos para que toda la cadena de café en Colombia contribuya a una economía cero carbono. “Hemos comprobado que una finca cafetera con sistema agroforestal es una reserva de carbono, y que es posible vender esas capturas de carbono para generar ingresos adicionales para miles de productores en el país; ya lo estamos haciendo y seguiremos contribuyendo para beneficiar a más familias en el futuro cercano”, explicó.

 


Fecha: