El ambiente de seguridad y tranquilidad que se experimentó en el Huila, permitió que propios y visitantes disfrutaran de las fiestas sampedrinas.

La presencia de los soldados de la Novena Brigada en los ejes viales, en las zonas de gran afluencia de público y en los rincones más apartados del territorio ‘Opita’, garantizó un festival folclórico sin contratiempos y unas vacaciones de mitad de año seguras y tranquilas.
En Neiva, la capital del Huila y en cada uno de los municipios del Departamento, el asado, el tamal, las notas sanjuaneras y los rajaleñas, acompañados de la seguridad y confianza que brindó la presencia de los soldados, fueron los ingredientes para disfrutar del Festival Folclórico y de los atractivos turísticos con los que cuenta la región.
Utilizando elementos como banderas tricolor, el dedo pulgar hacia arriba y el tradicional mensaje “Viaje Seguro, su Ejército está en la Vía”, los soldados custodiaron los ejes viales, la infraestructura productiva y la seguridad de las familias que decidieron ‘Pegarse La Rodadita’ y seguir el camino que los condujo al Huila, confiados en la labor que realizan los soldados colombianos.
Los más de 6.000 hombres que hacen presencia en el Huila, estuvieron alertas a combatir a los grupos armados al margen de la ley, la delincuencia común y el narcotráfico, neutralizando sus pretensiones de perturbar orden público.
Fue precisamente la percepción de seguridad, la que garantizó, según el reporte de la concesión Neiva – Espinal – Girardot, que por las carreteras huilenses se movilizaran, durante el puente festivo de San Pedro un total de 24.624 vehículos, registrándose un ingreso de 15.784 automotores y una salida de 8.840.
Año tras año los soldados seguirán trabajando, articulando esfuerzos con los demás organismos de seguridad del Estado y la Red de Aliados para la Prosperidad, para garantizar un clima ameno, que brinde tranquilidad y el ambiente propicio para aportar al progreso y el desarrollo económico de la ‘Tierra de Promisión’.