Proyecto político busca la transformación de la capital huilense. “La ciudad que soñamos es posible, y está en manos de todos nosotros poder transformar el futuro de Neiva y su gente”, dijo el mandatario electo. Agregó que «Aquí no ha perdido nadie, Neiva será una mejor ciudad, y comenzaremos a trabajar «.

El médico Rodrigo Lara Sánchez se convirtió, con una histórica elección cercana a los 75 mil votos, en el nuevo Alcalde de Neiva para el período 2016-2019, tras vencer al liberal Gorky Muñoz y al representante de Cambio Radical Germán Bahamón.
Lara Sánchez, quien fue el candidato oficial del partido Alianza Verde, contó con el respaldo de integrantes de los partidos Polo Democrático, Alianza Social Independiente, Unión Patriótica, Liberales, Conservadores, Compromiso Ciudadano y Marcha Patriótica, entre otros.
En su campaña, uno de sus grandes aliados fue el senador de la Alianza Verde, Antonio Navarro Wolf, quien insistió en la importancia de elegir un candidato limpio y transparente. “Hay que elegir a un candidato de manos limpias y mente abierta, un candidato que no se robe el presupuesto, que esté preparado para gobernar una ciudad compleja como Neiva y ese es Rodrigo Lara Sánchez”, dijo Navarro Wolf en su momento.
“Mi compromiso es con la gente. Estoy preparado para administrar y transformar esta ciudad, necesitamos el apoyo de todos en la Alcaldía y hacer grandes y positivas transformaciones que beneficiarán a todos los neivanos”, resaltó Lara Sánchez.

¿Quién es Rodrigo?
Según la página oficial de su campaña, la historia de este neivano se puede resumir en una frese: Una vida de retos y grandes triunfos gracias a su férrea decisión de salir adelante.
Nacido en Neiva hace 44 años. Es hijo de Lilia Sánchez, una mujer trabajadora y ejemplo de virtud y del inmolado ministro Rodrigo Lara Bonilla, quien marcó su vida, tal vez por haber heredado ese talante de pulcritud y ese respeto por lo social. Rodrigo o Armando, como lo llaman familiarmente, creció al lado de su madre y de tres hermanos: Jorge, Olga y Andrés. “Mi infancia transcurrió de manera tranquila gracias al esfuerzo de mi mamá. Su férrea disciplina y amor por el trabajo, fueron y serán el mejor ejemplo”, recuerda Lara Sánchez con cariño.
Rodrigo se casó hace 22 años con Ana Isabel Valencia, Ingeniera Electrónica, quien es la madre de sus hijos, Mariana y Samuel José. Mariana estudia octavo semestre de Derecho, mientras que Samuel cursa tercer año de educación básica. “Ambos son mi mayor orgullo”, destaca Lara Sánchez con alegría. Le encanta el folclor colombiano, siendo una de sus mayores felicidades haber realizado el Servicio Social Obligatorio (rural en Medicina) en Ginebra (Valle), la tierra del Festival del Mono Nuñez. “La canción que más me gusta es El regreso, del maestro Efraín Orozco, un viaje a mi infancia y juventud”, dice.


Fecha: