Dos ejemplarizantes sanciones por el delito de tala y aprovechamiento de especie vedada, recibió una persona, quien en los años 2012 y 2013 realizó dos talas de roble en predios localizados en la vereda La Florida del municipio de Acevedo.
En ambas oportunidades, la Dirección Territorial Sur -DTS de la Corporación Autónoma Regional del Alto MagdalenaCAM, inició procesos sancionatorios tras denuncias realizadas por la comunidad de la zona.
Luego de cumplirse el debido proceso, el individuo fue hallado responsable de la tala indiscriminada de 10 hectáreas de bosque y fue sancionado con la suma de $23.048.000, además deberá restablecer ambientalmente la zona afectada con la siembra de árboles nativos.

Primer caso
El primer caso ocurrió en el mes de marzo de 2012, cuando personal técnico de la CAM logró establecer que en la vereda La Florida fueron taladas tres hectáreas de especies nativas, entre las que predominaba el roble blanco (Quercushumboldtii) y con la cual se afectó un acueducto de la parte alta de la microcuenca La Danta.
Dentro de las especies taladas se encontraron además del roble, arrayan (Myrciantessp.), caucho (ficus sp.) y lacre (VismisSp.), que aproximadamente alcanzaron los 500 árboles, entre los que se destacaron algunos de gran tamaño. De acuerdo con el concepto técnico expedido por la Territorial Sur, se hallaron árboles derribados hasta de 1.20 metros de diámetro.
Por este hecho, la CAM a través de la Resolución 0890 de 2016, impuso una multa equivalente a $10.894.743, y así mismo, el infractor deberá recuperar ambientalmente la zona afectada con el establecimiento y mantenimiento de 500 individuos forestales de la especie roble blanco, las cuales deberán tener una altura mínima de un metro, con el fin de garantizar la permanencia de los individuos forestales en la zona.

Caso dos
El segundo hecho, ocurrió en el mes de febrero de 2013 con la tala indiscriminada de siete hectáreas de bosque primario, en su mayoría robledalesasociados a ecosistemas estratégicos con fines de conservación por la oferta ambiental que éstos generan.
Por este delito ambiental, la CAM a través de la resolución 1684 de 2016, declaró responsable al infractor imponiendo como sanción una multa equivalente a $12.153.279.

Roble, especie vedada
El roble es una especie vedada de manera indefinida en todo el territorio nacional, de acuerdo a la resolución No. 0316 de 1974 del Inderena; así mismo la resolución 014 de 2014 de la CAM prohíbe cualquier tipo de aprovechamiento de la especies a nivel departamental. Está catalogado bajo categoría de Vulnerable de acuerdo con el Libro Rojo de Especies Amenazadas en Colombia.
A pesar de contener una amplia distribución y de conformar grandes bosques en el país, la mayoría de las corporaciones autónomas regionales lo reportan como una especie con un grado avanzado de amenaza debido a la extracción maderera.
De acuerdo a las corporaciones, casi el 42% de sus poblaciones han sufrido un intenso proceso de disminución. Existen poblaciones naturales en los parques nacionales naturales Chingaza, Cueva de Los Guácharos, Farallones de Cali, Las Orquídeas, Munchique y Paramillo, y en los santuarios de fauna y flora Iguaque y Guanentá-Alto río Fonce, así como en las reservas alto de San Miguel (Antioquia), Cachalú (Santander), Meremberg (Huila) y Piedras Blancas (Antioquia).


Fecha: