En plena Semana Santa, el Vicepresidente se reunió con más de 45 representantes de organizaciones sociales.

Ante las preocupaciones de la comunidad y sus inquietudes puntualmente sobre el asesinato de líderes sociales, el Vicepresidente dijo ‘durante el mes de marzo se ha revertido tendencia inicial de enero y febrero que significó la muerte de varios líderes y defensores de Derechos Humanos en el país’.
En un encuentro comunitario, en compañía del Viceministro del Interior, Guillermo Rivera; la Consejera Presidencial para los Derechos Humanos, Paula Gaviria y el Alcalde de Corinto, Edward García; el General Naranjo ratificó que ‘es necesario seguir identificando el origen de las amenazas particularmente llevar a la justicia y someter a los delincuentes victimarios con tres pasos, una, la prevención con comunidades, dos, alertas tempranas y tres, la protección para garantías a los ciudadanos’.
La reunión con líderes sociales se trató de un ejercicio en el que el Vicepresidente tomó nota de los comentarios y sus manifestaciones y reiteró que el Estado es el único que administra el uso de la fuerza.
Finalmente, asumió el compromiso de volver en 45 días al Cauca para hacer seguimiento y evaluación de una hoja de ruta que permita identificar avances en los temas manifestados por las organizaciones sociales.