“Estamos en la parte final de la temporada de lluvias pero no podemos bajar la guardia”, señaló Unidad de Gestión del Riesgo de Desastres. El director de la UNGRD, Carlos Iván Márquez, hizo una llamado a los alcaldes y gobernadores, y especialmente a la comunidad, a mantener los planes de contingencia y prevenir hechos lamentables por deslizamientos o inundaciones. “La mejor opción es la prevención”, dijo.

Bogotá (SIG).
El director de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), Oscar Iván Márquez, hizo un llamado a la prevención frente a la segunda temporada de lluvias en el país, que se calcula que irá hasta el 15 de diciembre.
En un balance entregado desde la Casa de Nariño al finalizar la reunión semanal del Consejo de Ministros, el Director de la entidad informó cuales son las zonas más afectadas por las fuertes lluvias que se han presentado en los últimos días.
Márquez hizo un llamado a los alcaldes y gobernadores y en especial a la comunidad para que atiendan las alertas del Ideam y la UNGRD para prevenir hechos lamentables.
“Por ley es importante que mantengan los planes de contingencia. Identificar los sitios de mayor vulnerabilidad por deslizamientos, inundaciones y realizar las evacuaciones preventivas”, manifestó y advirtió que “la mejor opción es la prevención”.
“A la comunidad pedirles que no se expongan, no se expongan en las zonas de alto riesgo, especialmente en zonas de deslizamientos, de inundaciones. Protegerse en momentos cuando las tormentas eléctricas se empiezan a sentir, cuando hay caída de granizo”, expresó.
El funcionario explicó que los “territorios donde se han visto afectaciones, han sido la zona Caribe, con especial atención hacia la zona de La Mojana, y la región Andina”.
Entre las zonas más afectadas citó el norte de Bolívar, Cartagena, Santa Marta, Bucaramanga, Ibagué, Cali y Neiva.
Carlos Iván Márquez declaró que 145 municipios del país se han visto afectados y 8.744 familias han sido damnificadas. “Tenemos un reporte de 15 personas fallecidas, 78 heridas y dos personas desaparecidas”, informó.
El funcionario también indicó que hasta la fecha se han presentado 197 eventos en todo el territorio nacional.
“Se han presentado hasta el momento 47 deslizamientos, 68 inundaciones, 48 vendavales, 23 crecientes súbitas, se han generado también 3 avenidas torrenciales, 4 tormentas eléctricas, 3 granizadas y una remoción en masa”, precisó.
En cuando a los daños por estos eventos, Márquez aclaró que se registraron “176 viviendas destruidas, 1.400 viviendas averiadas, se ha presentado afectación de 70 vías, puentes vehiculares 11, puentes peatonales 13, 14 acueductos, 5 alcantarillados, 3 centros de salud, 15 centros educativos, 7 centros comunitarios y alrededor de 885 hectáreas de cultivos afectados”.
En este sentido, el funcionario destacó que con las 5.400 obras de mitigación y prevención que se han construido desde el año 2012, se la logrado en lo corrido del 2017 una reducción del 84 por ciento en el número de las familias afectadas respecto al año 2016.
“Esas 5 mil 400 obras han dado como resultado que 7.5 millones de personas hoy se encuentren en zonas seguras, o sea, están fuera de zonas de riesgo y con ese mecanismo podemos encontrar que el impacto en el número de familias y demás ha reducido de manera que hoy la podemos revisar de manera práctica”, agregó.
La construcción de estas obras ha tenido una inversión de 5.5 billones de pesos que se ha dado a través del Fondo Adaptación, Colombia Humanitaria y el Fondo Nacional de Gestión de Riesgo de Desastres.
Así mismo, el funcionario indicó que la temporada de lluvias de este año ha requerido una inversión de más de 16 mil millones de pesos.
“En comparación con el año anterior en circunstancias similares hemos disminuido en el 44 por ciento de la inversión. O sea, se conjuga acá la aquella teoría de que es mejor invertir en prevención que en atención”, indico el director de la UNGRD.
Finalmente el director del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), Omar Franco, indicó que las precipitaciones se mantendrán “por lo menos en lo que resta fin de noviembre y primeras dos semanas de diciembre en la región andina”.