Los concejales Jesús Garzón y Deiby Martínez adelantaron un debate de control político al secretario de la Oficina jurídica, José Joaquín Cuervo Polanía, y al líder del proceso del alumbrado público Germán Gonzalo Varón Rojas. El debate pretendió establecer las acciones adelantadas por la Administración ante la terminación del contrato de concesión de alumbrado público con la empresa Diselecsa, y que opera hace 20 años.
Los concejales manifestaron su intranquilidad ante la situación y señalaron que es preocupante que faltando sólo cinco meses para que termine este contrato, aún no se hayan fijado acciones concretas para garantizar el servicio a los neivanos.
“Muchas administraciones han cabalgado sobre este contrato, el alcalde hizo dos campañas y me parece ilógico que después de saber que se iba a vencer, hoy a cinco meses de terminar el contrato no se indique qué va a pasar con el alumbrado público”, señaló Jesús Garzón.
Igualmente cuestionaron el proceso de devolución de dineros que aprobó la Corte Constitucional en 2015, a partir del laudo arbitral instaurado en 2006 para que Diselecsa repusiera recursos al municipio por concepto de cobros que estaba realizando de más a los usuarios y por la instalación de luminarias que no fueron ubicadas.
“Han pasado dos años desde que la Corte Constitucional le dio la razón al Municipio y el Consejo de Estado no ha definido nada, ni a favor, ni en contra del municipio. Hay que acelerar el proceso porque se acaba el contrato y ¿quién va a responder por ese dinero?” manifestó Garzón.

Posible extralimitación de Electrohuila
Durante el debate, el presidente de la corporación, Deiby Martínez denunció posibles irregularidades con el dinero que debería estar depositado en la Fiducia de la concesión, según el acuerdo 020 de 2016, después de 9 meses de aprobado no aparece en los registros contables un sólo peso por este concepto.
“¿Por qué razón la Electrificadora del Huila no está haciendo traslados a la fiducia?, ¿acaso se está tomando atribuciones que no le corresponden?, ¿acaso esta administración le autorizó por escrito a la Electrificadora que se tomara todos los recursos? A partir del acuerdo 020 de 2016 los neivanos aprobamos un nuevo tributo para garantizar el alumbrado público actual, no para pagar déficit de hace 4 años, y lo que vemos es que ni a la interventoría, ni a la administración, ni al concesionario se le ha pagado un peso en 10 meses, lo que generaría intereses y conllevaría a un detrimento patrimonial por parte de la administración”, declaró Martínez. Y requirió a la Administración Municipal medidas y acciones para solicitar el dinero restante a la Electrificadora del Huila.

Gestión

Por su parte Gonzalo Varón manifestó que desde la administración se está adelantando un estudio técnico, jurídico, financiero y económico que tiene un costo de 640 millones y que permitirá en unos cuatro meses escoger la mejor alternativa para el Municipio, “este estudio no es capricho de la administración es un requisito de la Comisión de Regulación de Energía y Gas, y es la manera responsable de saber qué es lo mejor para Neiva”.
El estudio arrojaría un inventario georeferenciado de los elementos eléctricos y no eléctricos que tiene el municipio, la cantidad de luminarias rurales y urbanas, insumos necesarios para la liquidación del contrato con Diselecsa.
“En la medida en que sabemos cuántas luminarias tenemos, así mismo vamos a saber qué nos podía cobrar Diselecsa por operación y mantenimiento y si efectivamente cumplió o no cumplió con las luminarias puestas (…) Este estudio también arrojara un abanico de posibilidades que tiene el municipio para prestar el servicio y estructurar un modelo para Neiva”, aseguró Varón.
En cuanto a los dineros que debe restituir Diselecsa al Municipio José Joaquín Cuervo manifestó que se han realizado acciones jurídicas permanentes “en esta administración se han hecho siete requerimientos al Consejo de Estado y la Corte Constitucional para que no se mantenga en el limbo. Este año presenté a nombre de la administración una acción de desacato, que fue concedido el pasado mes de junio. El desacato es nuevamente un requerimiento pero con fechas y plazos para que el Consejo de Estado defina”.

Conclusiones
Para los concejales citantes el panorama es preocupante, el presidente de la Corporación, Deiby Martínez reiteró su denuncia frente a la respuesta que obtuvo por parte de la administración e hizo un llamado a los entes de control para que entreguen resultados frente a la clara irregularidad.
“Me preocupa de sobre manera que la administración diga que la culpa es de la Electrificadora del Huila, y me parece grave que la Electrificadora se haya tomado esas presuntas atribuciones al cobrarse dinero que no podía cobrarse. El único que puede administrar los recursos del alumbrado público es la fiducia. Tengo información que el municipio le autorizó por escrito a la electrificadora para que se cobrara todos los recursos, eso no se puede hacer”.
La reiteración del Presidente se dio después de la respuesta por parte del jefe de alumbrado público Gonzalo Varón al asegurar que la Electrificadora es la que se ha tomado atribuciones que no le corresponden. “El contrato de concesión es muy claro en que al concesionario se le retribuye una vez descontado el servicio de consumo de energía, creemos que la Electrificadora no lo hizo como debía porque tenía que ser autorizado por el ordenador del gasto, en dos ocasiones requerimos a la Electrificadora para que trasladara los recursos e hiciéramos un acuerdo de pago, la respuesta siempre fue no, porque el contrato que tenemos suscrito con ellos dice que se paga el servicio y así lo hicieron, se cobraron por derecha”.


Mientras tanto para el concejal Jesús Garzón no quedó claro el panorama del alumbrado público al término del contrato con Diselecsa, lo que se torna preocupante porque se continúa en el limbo, no hay luces sobre lo que va a pasar a partir del 1 de enero de 2018.
“No puedo entender cuál es la figura que van adoptar, porque si se termina el 30 de diciembre el contrato con Diselecsa, ustedes estarían adjudicando muy probablemente en diciembre el contrato del estudio técnico y de ahí en adelante qué va a pasar, la administración la pueden tener ustedes, pero la parte operacional y la parte técnica a quién se la van a entregar, eso no lo hemos podido entender, cuál es la figura que van adoptar para poder prestar el servicio a los neivanos”, señaló Garzón.
El concejal conservador también cuestionó que no se haya adelantado esta gestión desde el inicio del periodo del actual alcalde que ya lleva año y medio en la administración, y las acciones adelantadas para la recuperación del dinero que debe desembolsar Diselecsa.
“Doctor Cuervo quiero recomendarle que estemos muy a la expectativa, que aceleremos el proceso en el Consejo de Estado, para recuperar ese dinero. También voy a estar muy pendiente del proceso de contratación, porque quiero que en octubre que volvamos a sesionar tengamos claridad cómo va hacer la operación y mantenimiento del alumbrado público en Neiva y qué avances se han dado para recuperar los miles de miles de millones que tiene que entregarnos Diselecsa al municipio”.
Durante la discusión varios concejales también realizaron un balance de la prestación del servicio durante estos años y dejaron ver varias falencias económicas que han repercutido en el desarrollo del municipio, no se sabe cuánto dinero se ha recaudado por parte de la fiducia, cuántas luminarias hay, vehículos, escaleras. “¿Dónde está el control de estos 19 años, cuánto pagamos los neivanos?”,manifestó el concejal Humberto Vargas