Impulsados por su espíritu innovador y las ganas de contribuir con el medio ambiente, una pareja de emprendedores neivanos están convirtiendo el plástico reciclado en madera ecológica, con la que fabrican parques infantiles y todo tipo de muebles y enseres.

Neiva (Huila) Más de 1.200 toneladas de desechos plásticos son arrojados mensualmente a la basura en Neiva, residuos que están causando una grave afectación al medio ambiente. Sin embargo, una pareja de emprendedores huilenses están liderando un innovador proyecto que mitiga el impacto ambiental que genera esta tipo de basura.
Se trata de la empresa Madera Plástica de Colombia, la cual fue creada gracias a Fondo Emprender Sena, emprendimiento liderado por Alejandra Salazar Campos y su esposo Diego Rodriguez, quienes transforman los desechos plásticos en madera ecológica, insumo con el que fabrican parques infantiles, pupitres, quioscos, estanterías y todo tipo de mobiliario.
“Madera Plástica de Colombia es una empresa huilense que ha convertido un problema ambiental, como son los desechos plásticos, en una oportunidad económica ya que con 170 toneladas de material reciclado que recibimos al mes estamos fabricando tablones de madera que posteriormente procesamos y convertimos en diferentes muebles y enseres, proyecto que ha tenido una gran acogida y que está ayudando a solucionar un problema ambiental”, destacó Alejandra Salazar Campos.
En el año 2015 estos inquietos emprendedores recibieron de Fondo Emprender Sena un capital semilla de 106 millones de pesos, recursos con los que compraron la maquinaria necesaria para transformar el plástico en madera ecológica, iniciando así este innovador negocio que hoy genera ocho empleos formales.
“Sabíamos que el tema de residuos estaba afectando muchísimo y se estaba trabajando poco, además veíamos en el plástico no un problema, sino un muy buen producto con una vida útil tan extensa que valía la pena impulsar un proyecto para el aprovechamiento de este material. Así que lo que hicimos fue apoyarnos del SENA y hoy tenemos una empresa organizada que brinda sus productos, genera empleo y contribuye al desarrollo de la región”, indicó la empresaria.
Luis Alberto Tamayo Manrique, director Regional del Sena destacó que “la entidad a través del Fondo Emprender fomenta el emprendimiento innovador como es el caso de este proyecto que está ayudando mitigar el grave impacto que generan los desechos plásticos, insumo que transformándolo se convierte en una innovadora idea de negocio”.

PROMOTORES AMBIENTALES
La recolección de residuos no es un proceso sencillo, puesto que los ciudadanos no tienen la cultura del reciclaje y no realizan ningún tipo de separación en la fuente. Por este motivo, Alejandra y Diego han visto la necesidad de enseñarles a las personas cómo reciclar, tarea que están realizando en instituciones educativas, administraciones municipales y comunidades de la región, fomentando de esta manera conciencia ambiental.
“La idea es que la gente recicle desde sus casas tapas, envases, juguetes y otros elementos plásticos que normalmente botan a la basura para que con ese mismo material se construya lo que la comunidad necesite, una escuela, un colegio, una caseta comunal, una capilla, todo lo que esté dentro de la imaginación”, señaló Alejandra.
Orlando Arias Rujana, rector del Colegio Colombo Inglés del Huila, institución educativa que ha adquirido enseres fabricados con la madera ecológica creada por estos emprendedores Sena indicó que “iniciativas de responsabilidad ambiental como estas son las que se deben apoyar, porque están formando a las personas en el tema del reciclaje, enseñando a recolectar materiales que anteriormente iban a parar a ríos y cañerías generando un grave daño ambiental y social y de paso están ofreciendo en el mercado enceres muy económicos y de alta calidad y durabilidad”, resaltó.
La meta de estos emprendedores es que su empresa sea reconocida a nivel nacional por contribuir al reciclaje y por impulsar una idea que transforma la conciencia ambiental de las personas.