Enrique Peñalosa, alcalde de la capital del paí, dijo también que “Los ingenieros son un desastre porque no piensan en los peatones ni en las bicicletas, hay un conflicto entre la ciudad para el carro y la ciudad para los seres humanos”

Redacción
“La columna vertebral de la Bogotá futura será el río Bogotá limpio y descontaminado”, declaró Enrique Peñalosa, alcalde de la capital del país en Neiva. Además, dijo que una pequeña quebrada o río debe ser un tesoro para una ciudad.
“En tres años esperamos tener 300 kilómetros de senderos por bordes de canales para transformar la manera de vivir en Bogotá. Una ciudad debe ser para caminar, conversar y jugar; una ciudad segura y protectora. Los ingenieros son un desastre porque no piensan en los peatones ni en las bicicletas, hay un conflicto entre la ciudad para el carro y la ciudad para los seres humanos”, agregó Peñalosa.
El alcalde mayor hizo una presentación en la que resaltó que en una ciudad igualitaria deben prevalecer los espacios públicos, donde la democracia se traduce en que el bien general está por encima del particular y “donde un ciudadano en bicicleta tiene igual derecho a la vía que un vehículo de lujo”.
“La diferencia de ingreso se siente en el tiempo libre. Lo mínimo de una democracia son espacios públicos peatonales de calidad, tan importante como los hospitales, colegios y las vías, donde se encuentran las personas ricas o pobres como iguales. Una ciudad está enferma si los centros comerciales se convierten en lugar de encuentro y es lo que está pasando en las nuestras”, indicó.
Foto El Tiempo