Una invitación a aprovechar las ventajas de la tecnología y la digitalización para cerrar la brecha de género, profundizada por los efectos de la pandemia sobre la economía, hizo el Gobierno Nacional en el encuentro ‘Oportunidades y desafíos de la transformación digital para mujeres y niñas’, que se realizó en el marco de la Reunión Ministerial de la OCDE, en París, Francia.
Es fundamental que las mujeres se formen en nuevas habilidades que les permitan adaptarse a las necesidades laborales y productivas de la actualidad, y superar así las barreras de acceso. “Tenemos que asegurarnos de que las mujeres y las niñas tengan las mismas oportunidades de beneficiarse de este crecimiento económico tras la crisis de la pandemia y puedan obtener una mayor inclusión. Además, debemos aprovechar la transformación digital para lograr promover la inclusión y el cambio social que queremos para las mujeres en el lugar de trabajo. El llamado es a que avancemos hacia políticas públicas que nos permitan modificar la brecha digital entre hombres y mujeres”, llamó el Gobierno.
Subrayó la necesidad de incentivar a más niñas y jóvenes a adquirir habilidades STEM, acceder y apropiarse de las nuevas tecnologías de la información. “La evidencia muestra que hay una menor disposición de las niñas hacia áreas como las matemáticas y la tecnología en comparación con los niños. Lo anterior sugiere la necesidad de un acercamiento diferencial de las niñas a estos campos dado que las nociones estereotipadas entre hombres y mujeres comienzan a manifestarse en edades muy tempranas, condicionando el futuro empleo de las mujeres”.
Es necesario abordar el tema de la apropiación digital, con una perspectiva de género y otra interseccional que incluya la relevancia de los programas enfocados a las mujeres, especialmente a las mujeres rurales de bajos ingresos. Para lograrlo se debe trabajar en dos frentes: en las políticas de acceso a las nuevas tecnologías de la información y las políticas para su correcto uso y apropiación. Y en este sentido, está trabajando Colombia.
“Es clave llevar internet a las zonas más remotas de nuestros países. Y en esto es importante la participación del sector privado y de las principales empresas del sector de Tecnologías de Telecomunicaciones. Por ejemplo, con Microsoft hemos estado trabajando en la adaptación de una tecnología que aprovecha los espacios blancos de la televisión pública y los transforma en una red de internet, a través de la cual hoy se conecta un grupo de mujeres rurales de la zona de Montes de María. La alfabetización digital también es fundamental. No basta con tener acceso a Internet, si no podemos aprovecharlo. Tenemos el programa PorTIC mujer, que enseña habilidades digitales a emprendedoras para aprovechar las nuevas tecnologías y comercializar sus productos a través de redes. Este programa ya ha beneficiado a 35 mil mujeres”, dijo  la Vicepresidente y Canciller, Marta Lucía Ramírez. 
Adicionalmente, a través del programa Misión TIC, se ha brindado capacitación a 16.358 mujeres en programación, ya sea para emprender o vincularse a sectores con alta vocación. También se promulgó la Ley que crea el régimen de trabajo a distancia, fundamental para que las mujeres accedan a las oportunidades laborales globales, en una era cada vez más digitalizada.
Es clave que los países de altos ingresos involucren a los de bajos y medianos ingresos en un proceso de adopción tecnológica, transferencia y apropiación de conocimientos. “También es importante que estos procesos involucren a grupos de población que tradicionalmente han sido marginados de las oportunidades económicas: como las mujeres, la población étnica, migrantes, población rural, pequeñas empresas. Esta pandemia nos ha enseñado que el mejor indicador de la brecha económica es precisamente la brecha digital”.
Finalmente, la Vicepresidente y Canciller insistió que para avanzar hacia políticas públicas encaminadas a cerrar la brecha digital de género, es necesario tener un buen diagnóstico de la situación particular de cada país. “Por eso recientemente propusimos a ONU Mujeres una medición de libertad económica de las mujeres, dentro de la cual la brecha digital será una referencia fundamental como uno de los elementos para cerrar la brecha económica entre hombres y mujeres”.


Fecha: