Charla sobre Violencia de Género busca reflexionar para saber cómo actuar y educar niños y niñas con valores y respeto hacia al otro sin importar su condición.

Por Valentina Ortiz Tovar
Desde el 2014 a través de la Ordenanza 013 del mismo año, un proceso de mesas de concertación y teniendo en cuenta los intereses de las organizaciones de mujeres, afros, indígenas, LGTBI, amas de casa, entre otras, la Gobernación del Huila incorporó en su plan de desarrollo las Políticas Públicas de Equidad de Género para las mujeres huilenses.
La norma busca promover y beneficiar a las mujeres del departamento permitiendo realizar acciones que transformen las condiciones de desigualdad y discriminación y apoyen la erradicación de las necesidades de la mujer desde temáticas como la salud, educación, comunidad LGTBI, programas culturales, actividades sociales, entre muchas otras.
A través de la Oficina Asesora para la Mujer, Infancia, Adolescencia y Asuntos Sociales se ha implementado como objetivo principal prevenir la violencia contra la mujer a través de tres ejes: los proyectos productivos, la aplicación de las políticas públicas y el empoderamiento de la mujer, líneas que se fusionan para en la medida de las posibilidades crear una mujer huilense más autónoma.
Marleny Trujillo, funcionara de la Gobernación y quien apoya al programa para la inclusión de la mujer, manifiesta que a través de esta política se ha realizado una campaña de promulgación de los derechos de la mujer en todos los municipios para que los mismos implementen una política de inclusión de las mujeres desde sus necesidades.
Existen varias acciones que se llevan a cabo a través del plan integral decenal de igualdad de oportunidades. En el mismo hay 83 acciones y 99 metas de las cuales 30 se han llevado a cabo en el 2017. Dentro de estas acciones hay varios enfoques entre ellos promover la equidad de género, el liderazgo de la mujer, Escuelas de Formación y entrenamiento sobre Participación Política de las Mujeres, entre muchos otros que se desarrollan a través de actividades de capacitación, estimulación y conformación de equipos de trabajo, etc.

Martha Julieta Galindo, directora de la Oficina Asesora para la Mujer, manifestó que, a través de este trabajo en equipo se pretende hacer una red para que la mujer de todas las partes del Departamento conozca sus derechos y sea apoyada para sus planes y proyectos de vida, y brindarles un espacio para empoderarse, ser independientes y que ayuden al desarrollo del Huila.

Apoyo, respaldo y productividad
A través de la política pública mediante actividades, concursos y campañas las mujeres emprendedoras han podido tener un apoyo para el desarrollo de sus proyectos, a través del Fondo Concursal de la Secretaría de Agricultura. Un mecanismo en donde las mujeres rurales pueden ingresar sus proyectos de agricultura y obtener apoyos de la Gobernación, desde la compra de insumos hasta maquinarias. Según la funcionaria Trujillo, el Gobierno le apunta mucho a la productividad de los grupos asociativos de mujeres.
Dentro de las campañas realizadas en el Departamento se encuentra “Sin Miedo, Ni violencia”, para la concientización sobre el maltrato a la mujer en donde se pretende erradicar esta problemática que es una de las más graves en todo el país y en los últimos años en el Huila se ha incrementado. Según estadísticas, en el 2015 se presentó un incremento de más del 2% colocando la cifra en 298 y cerró el 2016 con 347 casos. Es de anotar que los familiares aparecen como los principales presuntos responsables de los casos de violencia sexual, de acuerdo con publicaciones periodísticas recientes.
Así mismo, está el Consejo Departamental de Mujeres, cuya directora es Mercedes Santos, y donde se realiza un seguimiento y evaluación de cómo se ejecutan los procesos, proyectos y acciones de las políticas públicas.

Enseñanza y aprendizaje
El pasado viernes 13 de octubre se llevó a cabo una charla sobre Violencia de Género en donde varios orientadores escolares asistieron para saber cómo actuar desde las instituciones educativas, erradicando esta problemática que se empieza a evidenciar desde la ‘normalización’ de la violencia en los niños y jóvenes, llegando a casos más extremos en la adultez con la violencia contra la mujer.
María Angélica Azuero, docente, comenta que uno de los factores por las que las mujeres permiten el maltrato es por la falta de autoestima además de la falta de educación de los padres en casa sobre el respeto que debemos tenernos entre géneros. Esta charla fue una oportunidad para saber cómo actuar y educar niños y niñas con valores y respeto hacia al otro sin importar su condición.