Año Nuevo para el Macizo Colombiano

Año Nuevo para el Macizo Colombiano

Con el propósito de implementar acciones para reducir la deforestación, proteger  la biodiversidad, el recurso hídrico y mejorar las condiciones de vida de las familias asentadas en la cuenca alta del río Magdalena, se puso en marcha un macroproyecto de intervención para la conservación y protección del Macizo Colombiano.

El objetivo de esta iniciativa es desarrollar medidas de conservación, uso y manejo sostenible del bosque, el agua y su biodiversidad asociada al mejoramiento de las condiciones de vida de las poblaciones asentadas en el Macizo Colombiano con  jurisdicción en el departamento del Huila.

Este proyecto que será ejecutado durante dos años, cuenta con una inversión de más de 13 mil millones de pesos, beneficiando a 2.500 familias de nueve municipios del Huila, entre ellos, Saladoblanco, Isnos, Oporapa, Pitalito, San Agustín, Tarqui, Pital, Elías y Paicol.

DCIM\102MEDIA\DJI_0049.JPG

Las acciones

El proyecto contempla desarrollar acciones que disminuyan la deforestación y degradación de los bosques, incrementado la conectividad ecológica y fortaleciendo las cadenas productivas de las comunidades;  establecer sistemas de tratamiento de aguas residuales domésticas y agropecuarias a fin de disminuir la carga contaminante del río Magdalena y mejorar las condiciones de vida de las comunidades locales; valorar los servicios ecosistémicos asociados al bosque para fortalecer los ingresos económicos de las comunidades de la cuenca alta del río Magdalena; y  capacitar el recurso humano con el fin de fortalecer la generación de conocimiento que permitan orientar la toma de decisiones en la gestión integral de la biodiversidad y los servicios ecosistémicos del territorio.

Metas

Entre las metas del proyecto está la construcción de 2.000 hornillas ecoeficientes, el establecimiento de 2.000 cercas vivas, la restauración de 70 hectáreas y la conformación de 60 hectáreas en sistemas agroforestales.

Un primer elemento en la protección de los bosques y para ello el proyecto contempla la instalación de 2 mil hornillas ecoeficientes con el fin de reducir la cantidad de madera y leña que sale de los bosques y la instalación de igual número de cercas vivas, de tal manera que los campesinos puedan generar la biomasa que requieren para poner en funcionamiento sus estufas. Además, la firma de acuerdos de conservación de bosques con 450 familias.

Para la descontaminación del recurso hídrico se llevará a cabo la construcción de 200 baterías sanitarias con pozo séptico y 200 sistemas modulares de tratamiento Anarobio (SMTA).

Entre tanto, para consolidar los sistemas productivos de la región, se hará el fortalecimiento de 30 nuevos grupos de apicultores,  30 nuevos grupos de meliponicultores y la consolidación de 10  grupos de monitoreo comunitario de la biodiversidad.

Aquí se contempla dos líneas de acción como es la apicultura y la meliponicultura que son los polinizadores nativos, son líneas que tienen cadenas de valor bastantes dinámicas y que seguirán fortaleciéndose con los productores del Macizo Colombiano, para que puedan aprovechar los servicios ambientales que generan los bosques.

De igual manera, existe un componente de restauración debido a que se registran zonas que en el pasado fueron degradadas y deforestadas, por tal razón, se hace necesario adelantar trabajos de restauración de la mano con las alcaldías.

Otro tema importante es el manejo de la calidad del recurso hídrico: existen problemas de tratamiento de aguas residuales domésticas y aguas mieles del café, por eso el proyecto contempla la implementación de sistemas de tratamiento para este tipo de aguas. 

Publicidad