Claudia López y Angélica Lozano salvaron investiduras

Claudia López y Angélica Lozano salvaron investiduras

“Consejo de Estado protegió nuestro derecho a no ser sometidas a la arbitrariedad ni a la discriminación”

Como “lógico y constitucional” calificaron las congresistas Claudia López y Angélica Lozano la decisión del Consejo de Estado de negar una demanda que tenía como objetivo despojarlas de su investidura.
En la demanda se argumentaba que violaban el régimen de inhabilidades al estar en una unión marital de hecho cuando fueron electas.
La decisión del Consejo de Estado fue unánime y “protege nuestro derecho a no ser sometidas a la arbitrariedad ni a la discriminación” comentaron Lozano y López.
El demandante no aportó una sola prueba, ni un solo argumento jurídico válido que probará su pretensión. “Su demanda se basaba sólo en el prejuicio, el odio y la homofobia” agregó López.
“Siempre hemos confiado en que la Justicia es uno de los antídotos que tiene la sociedad frente a la discriminación. Hoy eso quedó demostrado nuevamente con este fallo” destacó la representante Lozano.
La senadora López agregó que con esta acción temeraria “pretendían negarnos derechos y a la vez usar la figura del matrimonio civil para exigirnos deberes que no aplican para las parejas en un simple noviazgo”.
López Hernández explicó que entre agosto de 2011 y hasta finales de 2013 vivió en Evanston-Chicago mientras cursaba un doctorado en la Universidad de Northwestern, Chicago. “No tengo un matrimonio ni unión marital con nadie” afirmó López durante la audiencia ante el Consejo de Estado.
López destacó que, a diferencia de millones de colombianos que son discriminados diariamente por su color de piel, fe, condición socioeconómica y orientación sexual, ellas “tuvieron la oportunidad de ser escuchadas y defenderse ante una Alta Corte”.
“Quisimos hacerlo con toda la altura y dignidad que la lucha por la igualdad demanda” agregó Lozano. En Colombia, miles de ciudadanos han perdido la vida por la homofobia y la discriminación. “Por su memoria y por el respeto que merecen esas personas basamos nuestros argumentos y defensa” añadió la representante por Bogotá.
Las congresistas coincidieron en que la lucha por la igualdad continúa y que este fue solo un episodio en esa reivindicación.
“La igualdad es imparable” acotaron. “El 2015 será el año en el que culminemos como sociedad una lucha colectiva para que el Estado reconozca y aplique lo que la Constitución ordena: que ningún colombiano o colombiana puede ser discriminado”.

Publicidad