Informe de Pobreza Multidimensional: ¿Cómo le fue al Huila?

Informe de Pobreza Multidimensional: ¿Cómo le fue al Huila?

Actualmente 6,27 millones de personas en el país se encuentran en situación de pobreza multidimensional, lo que implica que aproximadamente 338.000 personas salieron de dicha condición de pobreza entre 2022 y 2023, de acuerdo con el informe del Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (DANE). El Índice de Pobreza Multidimensional 2023 (IPM) tuvo una incidencia de 12,1 %, es decir 0,8 puntos porcentuales menos que en 2022, cuando se ubicó en 12,9 %, según el documento. Para las cabeceras rurales este indicador quedó en 8,3 % con una disminución de 0,4 puntos frente a 2022 (8,7 %).
De acuerdo con la directora de la entidad, Piedad Urdinola, la reducción en el indicador desde 2010 ha sido de casi un 30 % registrado ese año a un 12,1 %. Esto significa que en cerca de 14 años, la pobreza ha caído un 18 % aproximadamente.
Para lo centros poblados y rural disperso, la reducción fue de 2,2 puntos, al pasar de 27,3 % en 2022 a 25,1 % en 2023. La medición de la pobreza multidimensional tiene en cuenta diferentes indicadores, como educación, salud, trabajo, vivienda y acceso a servicios básicos. Para este informe, el DANE dividió el país en siete regiones: Caribe, Oriental, Central, Pacífico (sin Valle del Cauca), Valle del Cauca, Antioquia y Bogotá.
La variación más significativa se dio en Valle del Cauca, donde el IPM se redujo en 2,5 puntos porcentuales, pasando de 9,7 % en 2022 a 7,2 % en 2023. En la región Caribe pasó de 21,4 % en 2022 a 20,1 % en 2023, con disminución de 1,3 puntos. La región Oriental pasó de 10,7% a 11,1%, con aumento de 0,4 puntos. La región Central pasó de 11,7 % a 11,2 % el año pasado, con una variación de 0,5 puntos. La región Pacífica disminuyó el IPM en -1,3 puntos, al pasar de 20,7 % en 2022 a 19,4 % en 2023.
La incidencia de la pobreza continuó siendo más elevada en los hogares encabezados por mujeres en comparación con aquellos liderados por hombres. De acuerdo con el análisis de género realizado por el Dane, se observó que el porcentaje de pobreza en hogares liderados por mujeres alcanza el 13,2% a nivel nacional, segregándose en un 10% en zonas urbanas centrales y un 27,8% en áreas rurales y poblados.El Dane resaltó que este fenómeno, donde los hogares encabezados por mujeres muestran una mayor vulnerabilidad a la pobreza, se manifiesta en todas las regiones del país. Específicamente en las regiones del Caribe y el Pacífico, los hogares con mujeres al frente registran porcentajes de pobreza del 21,5% y el 20,9%, respectivamente.


Indicadores de IPM 2023
Uno de los cambios más significativo a nivel nacional se dio en el indicador ‘Sin aseguramiento en salud’, con una disminución de 1,7 puntos porcentuales, al pasar de 8,4 % en 2022 a 6,7 % en 2023. ‘Bajo logro educativo’ tuvo reducción de 1,5 puntos, pasando del 40,9 % en 2022 a 39,4 % en 2023.
En los centros poblados y rural disperso se dieron variaciones significativas en el indicador ‘Sin acceso a fuente de agua mejorada’, que disminuyó 4,0 puntos porcentuales, al pasar de 37,3 % en 2022 a 33,3 % en 2023. Y el indicador ‘Bajo logro educativo’ se redujo -1,9 puntos, al pasar de 71,8 % en 2022 al 69,9 % en 2023.


Incidencia ajustada
Esta variable mide la proporción de privaciones entre las personas consideradas pobres y los cambios que se dan cuando cambia esta condición. Así, el DANE estableció que, en el total nacional, la mayor contribución al IPM fueron en su orden: Educación (35,7 %), Trabajo (30,0 %); Niñez y juventud (13,7 %); Condiciones de la vivienda (12,7 %) y Salud (8,0 %). En las cabeceras fueron Educación (33,9 %); Trabajo (31,3 %); Niñez y juventud (14,4 %); Salud (10,7 %) y condiciones de la vivienda (9,7 %). En los centros poblados y rural disperso, las mayores contribuciones fueron de Educación (37,6 %); Trabajo (28,6 %); Condiciones de la vivienda (15,9 %); Niñez y juventud (12,9 %), y Salud (5,0 %).

Publicidad