“De Pactadas a Pactantes, Mujeres en los Acuerdos”

“De Pactadas a Pactantes, Mujeres en los Acuerdos”

El Huila es un departamento que ha sido golpeado fuertemente por la violencia y por supuesto, las mujeres han sido quienes se han llevado la peor parte. Las cifras demuestran que solo en el año 2015 se presentaron 3.533 casos de violencia de los cuales 2688 fueron mujeres, ¡esto es realmente indignante!
Es por esta razón que la campaña permanente Mujer sin Violencias continúa con su VII Encuentro Departamental de Mujeres, en donde a partir del diálogo se busca hacer memoria, reconstruir historias y procura sanar los tipos de violencia que han ocurrido a nuestras mujeres a partir de los testimonios.
En el segundo día de este proceso de construcción social, de paz y fundamentalmente de género, se han establecido temáticas clave para abordar desde los conflictos sociales que les suceden a diario a todas nuestras mujeres. Comenzamos el día con un Conjuro para la Paz, Poción #2 Resistencia en donde la invitada especial fue Luz Nidia Fiscue, coordinadora del programa Mujer Tejedora de Vida, Consejo Regional Indígena del Huila quien dejó un mensaje especial en torno al cuidado de la tierra “la tierra es oro, la tierra es vida” y de la mujer dentro de su territorio.

Conversatorio
El diálogo de saberes “De Pactadas a Pactantes, Mujeres en los Acuerdos” contó con participantes desde el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Representante de la subcomisión de Género en los diálogos de La Habana y una representante del comité impulsor Mujer sin Violencias 2016; allí se abordaron diferentes reflexiones en torno a la guerra como un medio que ha ahondado las culturas machistas en estas regiones.
Pilar Rueda de la Subcomisión de Género en los diálogos de La Habana mencionó que “como defensora de los Derechos Humanos, las mujeres debemos entender y comprender que los temas religiosos no deben entrar a la política, ni la política a la a la religión”. Adicional a esto, Natali Isabella Quintero, representante de la campaña Mujer sin Violencias resaltó que de nada sirve hablar de justicia si se desconoce la violencia sexual que han sufrido las mujeres; además, quiso reflexionar en torno a los retos que tienen las mujeres del departamento en torno a los acuerdos de paz.

Talleres para la paz
Posterior a ello, la Corporación casa de la Memoria Quipu Huasi realizó el taller denominado “Traigamos los acuerdos a nuestros territorios” en donde todas las mujeres reconstruyeron lo que saben o no, con respecto al nuevo acuerdo de paz que se ha de firmar el día de mañana en el Congreso de la República; este taller tuvo continuidad en horas de la tarde por el Grupo de Investigación de la Universidad Surcolombiana, IN-SUR-GENTES, en donde el lema fue: “Construyamos una paz completa”.

Memoria, Resiliencia y Justicia de Género
Para las mujeres no es fácil recordar esos momentos en que sus derechos han sido violentados y aún menos, cuando han sufrido casos de victimización por violencia sexual, por esta razón el conjuro para la paz, Poción # 3 tuvo como eje central la Resiliencia, esa capacidad que tenemos para poder recuperarnos de las adversidades. Elisabeth calderón Galvis, proveniente de Turbo Antioquia, y María Ruth Bonilla del Departamento del Caquetá decidieron compartirnos sus historias de vida, de violencia, de reconstrucción y perdón; sus palabras lograron conmover a todo el recinto y nos recordaron que no podemos dejar de luchar ni un solo segundo por los derechos de todas las mujeres y la promoción de la equidad de género.
Del cómo de los acuerdos y la justicia de género fue el diálogo de saberes que se compartió en horas de la tarde, en donde se resaltó y se generó una reflexión en torno al nivel de jerarquización que se vive en cada uno de los hogares, reconociendo que el hombre siempre ha tenido la posición más alta y la mujer la más baja. ¡Eso debe cambiarse! El día finalizó con un taller de expresión oral.
2do-dia-vii-encuentro-departamental-de-mujeres-2

Publicidad