Lluvias y altas temperaturas ocasionan emergencias en Huila

Lluvias y altas temperaturas ocasionan emergencias en Huila

Gestión del Riesgo reportó afectaciones en tres municipios. En Teruel y Nátaga se registraron incendios forestales, los cuales afectaron 70 hectáreas de vegetación. Fuertes lluvias en San Agustín inundaron y destecharon a más de 35 viviendas. Los daños materiales ascienden a 180 millones de pesos.

La Oficina para la Gestión del Riesgo de Desastres del Huila reportó que se registraron diversas emergencias en el departamento ocasionados por lluvias y por altas temperaturas.
En el municipio de Teruel se presentó un incendio forestal en la finca El Paraíso, vereda Almorzadero, donde se afectaron 50 hectáreas de pastos y bosque nativo.
Así mismo en el municipio de Nátaga se reportó un incendio de cobertura vegetal que afectó 20 hectáreas de pasto, rastrojo y árboles en la finca El Moral en la vereda El Socorro. El incendio fue extinguido por el Cuerpo de Bomberos de esta localidad.

Emergencias por lluvias
Mientras en el occidente del departamento se registran altas temperaturas, en el sur del Huila hay presencia de fuertes lluvias.
En el municipio de San Agustín, las lluvias acompañadas de intensos vientos ocasionaron la inundación y daños en 35 viviendas del casco urbano, las cuales tuvieron pérdidas de tejas de zinc, camas, colchones, estufas, televisores y lavadoras.
En las 35 viviendas habitan 45 familias, de las cuales hay 130 personas afectadas.
“Continúa el Consejo Municipal para la Gestión del Riesgo de Desastres de San Agustín con el censo de las familias afectadas”, aseguró Liliana Vásquez Sandoval, secretaria de Gobierno del Huila.
Así mismo la Institución Educativa Carlos Ramón Repiso resultó con afectaciones en el laboratorio, salones y sala de profesores.
Los daños materiales ascienden a 180 millones de pesos. La emergencia fue atendida por ocho unidades del cuerpo de bomberos de San Agustín.
Vásquez Sandoval reiteró la invitación a la comunidad a tener cuidado con realizar fogatas, no dejar botellas ni colillas de cigarrillos en zonas vegetales que pueden provocar incendios forestales.

Publicidad