Se reactiva la dinámica poblacional del Oso Andino en Huila

Se reactiva la dinámica poblacional del Oso Andino en Huila

Actividades de protección de predios han sido efectivos para que la fauna pueda habitar Reservas, reproducirse y recuperar en algo la población del Oso Andino que se encuentra amenazado a nivel mundial.

Redacción
Una mamá oso con sus dos crías, fue registrada por cámaras trampa en zona rural del municipio de San Agustín, sur del departamento del Huila.
En las imágenes se observa a la madre enseñando a sus oseznos a trepar por los árboles en busca de alimento, preferiblemente bromelias que se encuentran en la parte alta de los boques y que hacen parte fundamental de su dieta.
Vale la pena mencionar que el hallazgo se produjo en el mismo punto en el que meses anteriores, las cámaras trampas de la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena-CAM, registraron la presencia de una pareja de Osos de Anteojos.
“En los videos se puede observar una madre con dos crías. De acuerdo al tamaño de los oseznos se estima que tienen una edad aproximada de 8 meses, y se encuentran en buen estado de desarrollo biológico. Al nacer, los osos pesan alrededor de 300 gramos y lo hacen en nidos construidos por la madre conocidos como Oseras en la que permanecen bajo el cuidado de la madre hasta que están preparados para salir al exterior, donde les enseña a buscar alimento, defenderse, y como se ve en los videos, a trepar árboles en busca de brómelias” mencionó Katherine Arenas Bióloga de la CAM.
Los Osos de Anteojos alcanzan la madurez sexual entre los tres o cuatro años de vida, las hembras gestantes tienen un promedio de dos cachorros tras un periodo de gestación que oscila entre los 6 a 8 meses. Los oseznos permanecen junto a su madre hasta que alcanzan la edad mínima de 1 año.
“El registro de estas crías de Oso Andino, representa un gran logro en el proceso de conservación de esta especie amenazada en el departamento del Huila, ya que muestra una reactivación en la dinámica poblacional de la especie, y que a su vez está directamente relacionado con el excelente estado de conservación del hábitat, que en este caso corresponde al Parque Natural Regional Corredor Biológico Guacharos Puracé, ubicado en el sur del Huila”, destacó Carlos Alberto Cuéllar Medina, director de la CAM.

Monitoreo comunitario
Este importante registro se logró gracias al trabajo articulado de la CAM con el grupo de monitoreo de fauna silvestre Serankwa, el cual está conformado por la Red de Reservas Naturales de la Sociedad Civil del sur del Departamento del Huila.
Ever Tulio Ruiz Hoyos, representante legal del grupo, manifiesto que “hace cerca de un año iniciamos la instalación de cámaras trampa para monitorear la fauna del Corredor Biológico Guacharos Puracé, y nos alegra ver que nuestras actividades de protección de nuestros predios han sido efectivos para que la fauna pueda habitar nuestras Reservas, reproducirse y recuperar en algo la población del Oso Andino que se encuentra amenazado a nivel mundial. Seguiremos con este proceso, y trabajando unidos para conservar el oso de anteojos y toda la fauna del macizo colombiano”.
Actualmente existen en el Huila 13 grupos de monitoreo comunitario conformados, integrados por 207 personas interesadas en la preservación de la fauna silvestre, comunidad que cohabita con estas especies, quienes son apoyados por la CAM, y capacitados en diferentes estrategias de conservación y técnicas especializadas de seguimiento y monitoreo de fauna.

La especie
El Oso de Anteojos (Tremarctos ornatus), es una especie amenazada de extinción, en la categoría Vulnerable (VU), solo existe en los Andes Tropicales, y es el único oso en América del Sur, se caracteriza por presentar manchas blancas o color crema en su rostro y pecho, de donde deriva su nombre.

Publicidad