Como crítica calificó el gobernador Carlos Julio González Villa la situación de sequía ocasionada por el Fenómeno de El Niño en el Huila y sus efectos ambientales para la economía de la región, que se suma a la temporada seca habitual.
Según González Villa, cerca de 19.000 hectáreas de cobertura vegetal, incluyendo algunos cultivos han sido afectadas por los incendios forestales desde que el fenómeno climático comenzó a mediados del 2015, 14 municipios registran algún grado de disminución en el suministro de agua y otros seis desabastecimiento.
Lo anterior fue la conclusión a que González Villa llegó durante la realización del primer Consejo Departamental para la Gestión del Riesgo de Desastres del Huila, donde el mandatario recibió informes pormenorizados de cada una de las distintas agencias que en el departamento se encargan de vigilar y analizar los distintos aspectos que pueden generar peligro para los habitantes del departamento.
“Estamos hoy trabajando en la búsqueda de recursos del Gobierno Nacional, en compañía de los alcaldes, para mitigar y para lograr des-impactar estos efectos que hoy tiene el Fenómeno del Niño, la temporada seca y el fenómeno de calor que hoy vivimos y que ha afectado mucho al departamento del Huila”, añadió el mandatario seccional.
De acuerdo con la Secretaría de Agricultura del Huila, unas 10.576 hectáreas de uso ganadero se han afectado por incendios, cerca de 1.100 reses han muerto como consecuencia de la sequía y las pérdidas superan los 21.152 millones de pesos.
Mientras, el mismo despacho estima que el fenómeno climático ha generado la pérdida de unas 6.832 toneladas de café, equivalentes a 38.258 millones de pesos.
“Ahí tenemos unas grandes pérdidas económicas, sobre todo en el norte del departamento del Huila y en parte del occidente. Se ha dado instrucciones al Secretario de Agricultura para trabajar con los ganaderos un plan de choque que permita aliviar deuda bancaria, que permita lograr mitigar con ellos el impacto que ha tenido sobre su economía… Ya estamos identificando un plan de choque con sectores cafeteros, frutícolas, pero sobre todo, lo más afectado es el sector cafetero y el sector ganadero”, precisó el gobernador González Villa.
Frente al aumento de casos de enfermedades como el zika, el Gobernador reconoció que “hace presencia de manera lamentable en el departamento del Huila” y precisó que es el cuarto departamento con más recurrencia de este mal.
“Por fortuna no hay una manifestación de pérdidas de vida humana. Se sabe que manejado clínicamente de manera adecuada permite una salida del cuadro de manera positiva. Estamos invitando a que se maneje como se maneja el dengue y el chicunguya”.

Recomendaciones a los huilenses
Para hacer frente a estos inconvenientes, el Gobernador hizo tres peticiones a los huilenses:
“Primera. Ahorrar agua. Estamos en un momento de donde el agua es preciosa y ese líquido vital debe ser ahorrado; ahorrar agua, esa es una campaña nacional, debe ser una campaña regional y debe ser un acto de conciencia de los huilenses sobre el ahorro del agua, no desperdiciar el agua.
En segundo lugar, tener mucho cuidado con los incendios ambientales, con la manipulación, porque nos pueden causar problemas serios de pérdidas inconmensurables de agricultura, de vidas incluso humanas, que hasta ahora no ha sucedido, pero que deben ser cuidadas.
Y en tercer lugar, debemos manejar, igual que el dengue, el chikunguña, los residuos de agua, los pozos de agua; tenemos que trabajar muy seriamente en eliminar esos pozos de agua y en trabajar para que, como se hace con el dengue, podamos tener nuestras familias en nuestras casas libres del alto riesgo del zika, del dengue y del chikunguña”.