Trabajo decente en Colombia: balance deficitario

Trabajo decente en Colombia: balance deficitario

Más de un millón de niños trabajan en Colombia, según un estudio del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario. El informe señala que el trabajo informal llega al 49% en el sector urbano y al 88% en el rural y que el desempleo de jóvenes entre 14 y 28 años asciende al 16%, el doble de la tasa nacional de desocupación. Solo el 30% de los ocupados cotiza al sistema de pensiones. De estos, únicamente el 10% completará los requisitos para acceder a una pensión de vejez.

El 7 de octubre se celebra el Día Mundial del Trabajo Decente. Sin embargo, la situación para los trabajadores en Colombia no es nada alentadora.
Según el Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, en Colombia hay 1.039.000 niños trabajando, lo que representa una tasa del 8% de trabajo infantil, lo que constituye una contradicción evidente con los convenios de la Organización Internacional del Trabajo.
De acuerdo con el estudio El Déficit de Trabajo Decente en Colombia,el desempleo juvenil constituye una de las principales problemáticas que dificultan el acceso al mundo laboral.La tasa de desempleo integrada por jóvenes entre 14 y 28 años asciende al 16%, el doble de la tasa nacional de desocupación.

Alta informalidad
Si bien en materia de empleabilidad se observa crecimiento logrando indicadores de un dígito, los estándares de informalidad o ausencia de derechos en el trabajo,demuestran un preocupante 49% en el sector urbano y un 88% en el rural, según el estudio de los investigadores Iván Daniel Jaramillo, Juan Carlos Guataquí, Kevin Hartmann Cortés y Juan Diego Valdés.
La limitación formal de 8 horas diarias de trabajo del ordenamiento laboral contrasta con el promedio de 10,1 horas diarias en el terreno empírico que deriva de la informalidad laboral y la insuficiencia del ingreso.
Además de los porcentajes de informalidad, los bajos ingresos que reciben los trabajadores condicionan la búsqueda de mayores ingresos a través de jornadas extraordinarias o complementarias, que comprometen el descanso fisiológico necesario y la conciliación de las obligaciones laborales con la vida familiar, indica el informe de la Universidad del Rosario.

Bajo ingreso
El déficit en materia de ingreso remunerador se refleja en el ingreso promedio de un trabajador asalariado en Colombia, que asciende a $906.452 pesos / US$302 (1,4 salarios mínimos). Al mismo tiempo, el efecto de la inflación de 2015 amenaza con dejar inermes a los trabajadores que perciben un salario mínimo frente al alza de precios y la posibilidad de consumo de productos, en razón a que si se llegase a igualar la inflación con el reajuste del salario mínimo, implicaría que en términos reales no habría aumento real –para este año– de este último.

Precariedad en la contratación laboral
El principio de estabilidad en el empleo en Colombia ha sido progresivamente erosionado a través del modelo institucional del ordenamiento laboral colombiano, que estructura modalidades que favorecen la contratación por tiempo definido (flexibilidad de entrada) y la libertad de despido (flexibilidad de salida).La realización del principio de estabilidad se encuentra seriamente comprometida en función de la precarización del vínculo laboral como medida de fomento del empleo.

Pensión para unos pocos y trabajadores en riesgo
Para el Observatorio Laboral de la Universidad del rosario, el déficit de cobertura en materia de protección social se evidencia en los indicadores que reflejan que solo el 30% de los ocupados cotiza al Sistema General de Pensiones, de los cuales tan sólo el 10% logrará completar los requisitos para acceder a una pensión de vejez de acuerdo con los requisitos establecidos en el Régimen de Prima Media con Prestación Definida y el Régimen de Ahorro Individual con Solidaridad.
En materias de Riesgos Laborales se encuentran afiliados 9.288.829 trabajadores, que representa una cobertura del 43.71%,mostrando un déficit en materia de prevención y atención de contingencias de origen laboral.
La tasa de afiliación sindical del 4,5% evidencia un déficit en materia de libertad sindical,aunado a la verificación de 36 casos de violencia sindical en lo que va corrido del año 2015, que contrastan con la tasa de judicialización de los anteriores crímenes en el período 2010-2015 con tan solo 6 sentencias en materia de conductas antisindicales.

Dato de interés

El estudio El Déficit de Trabajo Decente en Colombia, del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, evalúa las condiciones jurídicas y económicas de sistema de relaciones laborales en relación con el modelo de trabajo decente, para determinar el nivel de cumplimiento de los estándares cualitativos de la generación de empleo en el país.

Publicidad